Capriles manifestó que el sistema penitenciario es un “drama”. (Foto Archivo/EFE)

EFE

Miembros de la oposición, entre ellos el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, responsabilizaron este lunes al Gobierno nacional por las condiciones de “hacinamiento” que, dicen, fueron la causa de un motín en la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de la avenida Sucre de Catia, en la que los reclusos mantuvieron a un policía como rehén.

“Lo que sucede en Catia es una muestra del drama que se está viviendo en el sistema penitenciario del país”, dijo Capriles durante un acto de gobierno para atribuir al “hacinamiento” de las cárceles venezolanas el principal motivo por cual se registró el motín en la sede de la PNB.

“¿Por qué pasa todo esto en los calabozos de las policías del país?, porque hay un hacinamiento en todo lo que se refiere a los calabozos, espacios que no son centros de reclusión sino de paso”, dijo el gobernador.

Según Capriles, los reclusos que se encuentran en los calabozos de la Policía, y que son responsabilidad del Ministerio de Servicios Penitenciarios, “están completamente hacinados”.

“Los venezolanos exigimos políticas de seguridad serias, basta de politiquería”, añadió.

El diputado de la Asamblea Nacional Julio Borges afirmó a través de la red social Twitter que lo que sucedió en comandancia de la PNB “es muestra de la Grave situación Judicial y Carcelaria que vive el país, y por la cual, nada se hace”.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, escribió: “Mientras Maduro encarcela estudiantes, políticos y empresarios, los presos comunes toman a los policías de rehenes”.

Los presos de los calabozos del destacamento de la PNB en Catia iniciaron un motín para denunciar hacinamientos y retrasos en los procesos judiciales.

Los amotinados retuvieron a un funcionario policial por varias horas para demandar el traslado de varios de ellos a penales con mejores condiciones carcelarias.

Efe habló telefónicamente con el supuesto líder del motín, que se identificó como Francesco Torti, y con el rehén, el policía Alexander Palencia, quien dijo que ha sido amenazado con ser arrojado desde la azotea del recinto policial y teme por su vida, porque los amotinados “están dispuestos a todo si no se cumple” con lo que solicitan.

Torti dijo que en el destacamento policial hay unos 200 detenidos y que alrededor de la mitad de ellos quieren ser trasladados, pero que las autoridades han ofrecido en unas negociaciones ya iniciadas transferir solo a un puñado de ellos.

Hasta el momento ni el Ministerio de Interior y Justicia ni de Servicios Penitenciarios ni el director de la PNB han ofrecido un balance de la situación.

El Comité contra la Tortura de la ONU tildó en noviembre pasado de “trágica la situación del sistema penitenciario en Venezuela” cuando en su sede en Ginebra sostuvo que solo el hacinamiento alcanza un promedio del 231 por ciento.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.