COMPARTE


Solo a 60 personas atienden en los establecimientos. (Foto Andrews Abreu)

Dayrí Blanco

Álvaro Quintana llegó a las 3 a.m. y logró ser el número 27. Tenía una semana intentando comprar la batería para su vehículo. Se le dañó y tuvo que pedir una prestada para llegar al sitio. Carlos García no corrió con la misma suerte. Dos días atrás, a las 5 a.m., luego de encender su carro con el auxilio de un vecino, fue a hacer la cola. Pero no llegó a tiempo. Ya había más de 100 personas y solo atenderían a los primeros 60. Se devolvió y la pagó a sobreprecio.

Solo en las distribuidoras oficiales Tintan y Duncan se consiguen de forma regulada. Pero se debe amanecer en las afueras de ambos establecimientos en la zona industrial La Quizanda y en la avenida Michelena, respectivamente.

Un día antes se debe ir al lugar o llamar por teléfono para saber si hay disponibilidad del producto con las especificaciones requeridas. Luego, algunos se disponen a pasar la noche ahí. El día que Carlos García fue el primero de la fila llegó a las 8 p.m. del día anterior. Doce horas más tarde comienza la atención al público. Se entregan solo 30 números para la jornada de la mañana. A las 11 a.m. reparten 30 más a quienes son atendidos después de las 2 p.m.

Se debe llevar el carro para el que se comprará la batería y dejar en el lugar la que está dañada. De lo contrario no se concreta la venta. El inventario de ambos establecimientos está abastecido. Implementaron ese sistema debido a la alta demanda.

La que Álvaro Quintana compró para su camioneta es una modelo 32RM. Pagó dos mil 750 bolívares por la misma que cerca de su casa en San Diego, le ofrecían en siete mil. García, al no estar dispuesto a dormir en el lugar, optó por cancelar cuatro mil 500 por la batería que en la distribuidora tienen a la venta en mil 700 bolívares.

El 12 de noviembre de 2013 el presidente del extinto Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, anunció la ocupación temporal de las empresas Tintan y Duncan por una serie de irregularidades como especulación y ofertas engañosas. Dos días después se publicó la lista de nuevos precios. Desde ese momento el abastecimiento del producto no se ha normalizado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.