COMPARTE

Daniel
García Vargas||@DanielGarciaGol

El 6 de
junio de 2013 en una soleada Vistamar y bajo la frase “Rumbo a la Libertadores”
era presentado oficialmente el estratega Jhonny Ferreira con el Carabobo FC, para
iniciar un proceso renovador que tenía como prioridad regresarle la
competitividad a un conjunto que venía del “infierno” de segunda división.

Ese día,
el estratega capitalino estuvo acompañado por tres directivos que el pasado viernes,
durante su despedida, ni siquiera figuraban en ningún nivel del esquema
organizativo industrial. La palabra “proyecto” siempre se mantuvo, aunque le
costó consolidarse al tener, por lo general, ejecutores distintos que siempre apuntaron
a una reorganización de la institución.

Durante
su estadía de dos años y medio en Valencia, el estratega de 37 años de edad vivió
dos cambios de timón en el cuadro “granate, asimismo, existieron variantes en
la cabeza gerencial e incluso dentro de su cuerpo técnico al concentrar nombres
como Luis Otero García, Jonathan Rosas, Josué Santana, Alberto Fros, Gustavo
Raguseo, William Lira y Jesús Gil, todos en busca de objetivos ambiciosos para
un plantel que vivió y vive la época de las “vacas gordas” pero sin mantener un
complejo de caras conocidas.   

Asimismo,
en cuanto al plantel, el estratega caraqueño siempre contó con capital suficiente
para fichar por encima del promedio conocido en la ciudad. Piezas como Pablo
Olivera, Jorge Zambrana, Emilio Rentería, Cristian Novoa, Leonardo Morales, Aquiles
Ocanto, Edgar Jiménez, entre otros, engalanaron los onces de un equipo que no
consiguió la consistencia para pelear varios frentes a la vez y que, campaña a
campaña, se caracterizó por gran cantidad de movimientos en el mercado que poco
ayudaron a cuajar el proceso.

Con
Jhonny Ferreira debutaron un total de 16 juveniles, de los cuales Gustavo
González, Alejandro Fuenmayor, Rafael Quiñones y Eduard Bello se mantienen como
piezas importantes de un primer equipo que también sirvió para revalorizar
algunas carreras. No obstante, la carencia de protagonismo del futbolista y la
figura carabobeña, del patio, fue un objetivo que nunca pudo ser abordado a
cabalidad pese a que el proyecto hacía énfasis especial en ese punto.

Esa
falencia se profundizó más con la salida de personajes que, por mucho tiempo, habían
creado nexos fuertes con la afición local: Luis Roberto Seijas, Giovanni
Dolguetta, Víctor Pérez, Ismael Uzcátegui, Richard Moforte, Vicente Rosales, Raudy
Guerrero, entre otros. Al sacrificarlos sin obtener mayor beneficio, comenzaron
a crearse roces con la parcialidad que, luego de cada presentación irregular,
comenzó a exigir la salida del cuerpo técnico.

El pico
más alto del equipo bajo fue alcanzado el pasado mes de mayo al obtener el
boleto a la Copa Sudamericana 2015, tras ocho años de espera, mientras que en
la fecha 13 del Apertura 2013 llegaron a tocar el liderato del torneo. Sin
embargo, en muchos episodios quedó la sensación de que el combinado regional
pudo dar más por terminar de alcanzar sus objetivos deportivos al estar inmerso
en un contexto, al menos, de tranquilidad económica para una plantilla blindada.

En lo
estructural, Jhonny Ferreira dejó su aporte más positivo. Con la introducción
de un importante número de personas, el ciclo logró reorganizar las categorías
menores masculinas y femeninas, y esto se vio retribuido en títulos además de
un mejor posicionamiento regional. Esta etapa marcó un precedente que debe
mantenerse en conjunto con el trabajo que ponga al jugador local como la
principal prioridad.

Con
alegría, y sinsabores, cerró un nuevo ciclo en el Carabobo FC del cual debe
quedar el aprendizaje para los que quedan en el barco. Si bien en dos años y
medio deportivamente mandó la intermitencia, la inteligencia gerencial está en
plasmar lo positivo e intentar replicarlo para que exista una base sólida y en
condiciones para crecer a la medida de que los nuevos proyectos lo requieran.  

EN DATOS

-Durante
el ciclo debutaron un total de 16 juveniles, de los cuales al menos cuatro ven
acción constante en el primer equipo

-La marca
total de Jhonny Ferreira en 106 partidos oficiales fue de 35 victorias, 38
empates y 34 derrotas, con 128 GF y 119 GC

-El pico
deportivo más alto fue alcanzar el boleto a la Copa Sudamericana 2015, mientras
que el más bajo es el actual al estar cerca de la zona de descenso




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.