COMPARTE


Morgue de Bello Monte. (Foto Archivo/Nubia Reina)

Zaida D. Arias Molina || zarias@el-carabobeno.com

Durante el fin de semana fueron ingresados 51 cadáveres a la Morgue de Bello Monte, en Caracas, precisaron fuentes extraoficiales.

Entre las víctimas se encuentran Virgilio Salcedo, de 44 años, quien fue asesinado por una pandilla de encapuchados que opera en Caucagüita, estado Miranda.

Salcedo era comerciante establecido en el Mercado Mayor de Coche. Su sobrina Karina Blanco indicó que como todas las madrugadas el hombre salió el pasado miércoles de su casa a tomar el carro que lo llevaría hasta su trabajo, llevando consigo el dinero suficiente para adquirir la mercancía que vendería posteriormente. En la parada fue atacado a tiros y despojado de sus pertenencias por unos cinco sujetos.

Salcedo fue ingresado herido en el Hospital Pérez de León, de allí lo remitieron a El Llanito, donde murió el domingo.

Karina contó que hace algunos años, delincuentes de Caucagüita mataron a su padre, Edilberto Blanco, quien reclamó a un delincuente de la zona los zapatos que horas antes le había robado a uno de sus hijos. Fue tiroteado y murió en el sitio. Luego los mismos pandilleros asesinaron a su tío, José Luis Rodríguez. Lo robaron y lo tirotearon. En estos dos casos, los delincuentes quedaron en libertad, condenó.

Tiroteado carpintero

Wilfran Martínez (37) recibió ocho disparos la noche del pasado sábado cuando salió de la casa vecina, donde se realizaba un velorio en el barrio La Dolorita, en Petare.

Al parecer el hombre había salido en búsqueda de un lugar apartado para orinar, cuando fue sorprendido por un grupo de sujetos que le robaron sus pertenencias y luego le quitaron la vida. En la medicatura forense, Jorge Carrillo, tío de la víctima, relató que buscó ayuda en el puesto de la Guardia Nacional, donde solo estaban dos funcionarios que le habrían indicado que no podían abandonar el puesto. Igual ocurrió con los efectivos policiales destacados en otro puesto de control.

Herido un PNB

De un balazo en una pierna resultó herido un funcionario de la Policía Nacional durante un operativo dirigido por el comandante de ese órgano de seguridad, en el cual participaron 500 efectivos para ocupar varios barrios de la parroquia La Vega, en busca de la pandilla de El Picure, que tiene azotada la comunidad. El jefe de la PNB no ofreció información oficial.

Vecinos señalaron que los pandilleros se organizaron por sectores. Obligan a los comerciantes a pagar vacuna diaria. A los hijos de las familias más pobres, los mantienen sometidos para obligarlos a distribuir drogas. Las autoridades recibieron numerosas denuncias y, desde la madrugada de ayer se dedicaron a localizar a los hampones en sus escondites. Las comisiones policiales fueron atacadas a tiros. Ladrones armados con fusiles R-15 se apostaron en el kilómetro 2 de la carretera Panamericana, vía Los Teques. Allí se produjo el primer enfrentamiento, hasta que la fuerza policial obligó a los delincuentes a huir hacia la parte más alta del cerro, pero resultó herido un agente, cuyo nombre no ha sido suministrado.

El operativo de seguridad encaró a los pandilleros, quienes fueron a refugiarse en los barrios El Aguacatico, Las Torres, El Carmen, La Pradera, La Invasión y otros puntos cercanos, indicaron fuentes policiales. Hubo varios allanamientos. Algunos delincuentes armados sometieron a los vecinos, bajo amenaza de muerte en caso de que declararan.

Al mediodía recrudeció el tiroteo entre sospechosos y funcionarios en el kilómetro 2 de la Panamericana. En ese encuentro detuvieron a otros hombres, a quienes les incautaron una arma larga.

En otro hecho, el mototaxista Angel Armando Mora, de 18 años, se dirigía a su casa en Gramoven, Catia, a eso de las 6:00 p.m. del domingo, cuando delincuentes lo interceptaron, le dispararon varias veces y luego le robaron la moto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.