COMPARTE

EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno que acudieron a la
apertura de la 36 cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) evitaron
pronunciarse claramente sobre la disputa fronteriza entre Guyana y Venezuela,
pese a los reclamos de condena por parte del Gobierno guyanés.

“Guyana carga con un mono en la espalda. Ese mono es la
carga insoportable de una reclamación opresiva y desagradable sobre nuestra
tierra y nuestras aguas”, dijo el presidente de Guyana, David Granger,
durante su discurso en esta primera jornada de reuniones.

También el ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Carl
Greenidge, reclamó que la cúpula de Caricom condenara contundentemente a
Venezuela, que no es miembro de la organización regional, por sus reclamos
sobre las aguas del Esequibo, un territorio muy rico en petróleo.

“Nunca hemos necesitado tanto su apoyo (el de Caricom)
como hasta ahora”, dijo Granger durante una jornada marcada sin embargo
por los discursos institucionales y la visita como invitado de honor del
secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Según fuentes de la organización, está previsto que el
presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participe mañana en la cumbre y se
reúna con Granger, quien dijo estar preparado para dicho encuentro, aunque la
visita no ha sido anunciada oficialmente.

En declaraciones a la prensa, el secretario general de
Caricom, Irwin LaRoque, rehusó hoy pronunciarse sobre el asunto y apeló a la
diplomacia discreta en el acercamiento con Venezuela, un país que no es de la
organización territorial, pero sí es un importante suministrador de petróleo a
precios ventajosos.

En el discurso que ofreció en la ceremonia de apertura que
tuvo lugar hoy, jueves, por la tarde, LaRoque tampoco se pronunció sobre este
asunto y se centró en otros que son ya una constante en las reuniones de esta
agrupación regional como el desarrollo sostenible, los retos del cambio
climático o la protección de la infancia y la juventud.

Durante su intervención, el secretario general de Naciones
Unidas felicitó a los países miembros de Caricom por avanzar proyectos de
energía renovable y les pidió un mayor compromiso para acabar con la violencia
sexual contra mujeres y niños, ya que “el Caribe está entre las regiones
con los más altos índices de violencia sexual en el mundo”.

El presidente del Banco de Desarrollo del Caribe, Warren
Smith, advirtió por su parte a la región que los efectos del cambio climático
podrían costarle hasta un 75 % de su ingreso bruto doméstico para el año 2100.

El presidente saliente de Caricom y primer ministro de
Bahamas, Perry Christie, pidió a sus colegas regionales que revisen seriamente
el papel que el turismo puede desempeñar en el desarrollo de la región, ya que
“no hay mejor sector” para combatir el desempleo juvenil y ni
“camino más rápido para reducir la carga de la deuda que aterroriza a las
próximas generaciones”.

En su opinión, es necesario buscar una estrategia para sacar
provecho de la apertura de EE.UU. a Cuba y también negociar una reducción de
las tasas que se imponen en los billetes de avión para viajar a la región.

También mostró su preocupación por la inclusión de varios
países de la región en la lista de territorios considerados como paraísos
fiscales por la Unión Europea (UE) y pidió a sus homólogos regionales un
esfuerzo conjunto “contra quienes intentan retratar a esta región como una
zona de alto riesgo para la inversión”.

De cara al viernes y sábado, está previsto que también se
debata sobre la posible elección de un candidato para la posición de secretario
general de la Mancomunidad, ya que tres países miembros de Caricom han sometido
candidaturas al puesto que deja libre Kamalesh Sharma, quien está presente en
la cumbre.

También se espera la visita del presidente de Panamá, Juan
Carlos Varela, en una reunión en la que parece inevitable que también se hable
de la controvertida política migratoria de República Dominicana que afecta a
miles de dominicanos descendientes de haitianos.

Caricom ha suspendido las negociaciones sobre la
incorporación de ese país a la organización, de la que Haití es uno de sus
quince miembros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.