COMPARTE


Trabajadores de El Impulso han realizado varias protestas. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Alfredo Fermín || afermin@el-carabobeno.com

Carlos Eduardo Carmona, presidente del diario El Impulso, de Barquisimeto, afirmó que está cantado de que el Gobierno nacional acabará con la prensa libre e independiente de Venezuela, con su política de vender papel a los medios oficialistas y de negárselo a los que son incómodos.

El pasado viernes 8, la Corporación Maneiro llamó a Carlos Eduardo Carmona para informarle que no tienen más papel para El Impulso. El editor llegó a la conclusión de que si seguía editando dos cuerpos, tendría papel para dos semanas, por lo cual tomó la decisión de editar el diario desde el martes 12 de mayo con un solo cuerpo de ocho páginas, en vez de 16 páginas en dos cuerpos

Carmona dijo que tomó esa decisión, porque si El Impulso circula con un solo cuerpo tendrán papel para dos semanas, con la esperanza de que la Corporación Maneiro cumpla la promesa de que, el próximo barco que vendrá en estos días a lo mejor traerá papel para ellos.

-Tenemos la obligación moral de tratar de mantener la circulación, a ver si es cierto que nos van a avisar oportunamente cuando llegue el papel. Tengo que saber, para tomar una decisión oportuna, porque molesta que los periódicos oficialistas sigan sacando 64 páginas con unos impresos regalados, sostuvo Carmona.

Llama la atención que, en ninguno de esos medios se informe que diarios como El Nacional, El Carabobeño, El Siglo y El Impulso han tenido que reducir las páginas por falta de papel. Por el contrario, los periódicos del partido de gobierno tienen el cuádruple de páginas demostrando que hay abundancia de papel.

Carmona emplazó a la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional para que discuta públicamente qué está pasando, por qué para unos periódicos hay suficiente papel y para los independientes no.

– ¿La Corporación Maneiro atiende a los representantes de El Impulso, cuando se le solicita papel?

-Nos venían atendiendo pero habían mermado nuestros pedidos. Si pedíamos dos gandolas a la semana, mandaban una y después otra pero no venía una tercera. Por eso, no entendí la seña de que me estaban dejando sin papel, creyendo que había un problema circunstancial que iban a resolver. Pero ahora me doy cuenta de que se trata de una decisión política, discriminatoria en contra de los periódicos independientes. No veo otra explicación, están acabando con la prensa libre. Me interesan éstos y aquellos no.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.