(Foto Archivo/El Carabobeño)

Cindy Rodríguez Terán || [email protected]

La única morgue apta de Puerto Cabello no se encuentra 100% operativa porque las cavas cumplieron tres meses dañadas lo que imposibilita la permanencia de cadáveres por más de un día en ellas. No pueden recibir cuerpos de fallecidos que no estén identificados.

A principios del mes de diciembre pasado familiares y personal de la sala de Anatomía Patológica del Hospital Adolfo Prince Lara denunciaron la problemática. Funcionarios del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses del Ministerio del Interior y Justicia realizaron una inspección. Determinaron que se había dañado el compresor que pone en funcionamiento las tres cavas pero hasta allí quedó su participación.

El costo de un nuevo compresor es de unos 50 mil bolívares, por lo que enviaron un oficio a Senamef y el Instituto de Salud de la Gobernación de Carabobo pero la respuesta, como para muchos problemas de este sector, fue que no contaban con el dinero. Según informaron fuentes extraoficiales de la sala patológica.

Varios meses después de que se originó esta situación, familiares de los difuntos trasladados a este recinto forense advirtieron que siempre se les sugiere hacer los trámites pertinentes a las exequias y entierro a la mayor brevedad posible. Desde el ingreso los cuerpos son colocados en la sala de autopsias pero no pueden permanecer allí por mucho tiempo porque no están debidamente conservados, lo que pone en riesgo de contaminación el área.

El que no se solucione esta crisis podría generar un problema de salud pública porque en estos espacios son responsables también de mantener en calidad de depósito temporal partes humanas provenientes de las autopsias e intervenciones quirúrgicas. Esto involucra área contiguas como las de emergencias pediátrica y de adultos.

Por ser la única morgue operativa en el municipio, todos los fallecidos por causas violentas, decesos hospitalarios, muertes naturales y las autopsias se atienden en este recinto. También se suman las personas que mueren en condición de indigentes, lo que genera un problema porque muchas veces pasan días antes de ser reconocidos por sus familiares.

El lunes, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas se encargó de trasladar el cuerpo de un hombre que murió por causa natural en la calle hasta el Cementerio Municipal porque había permanecido 24 horas en la sala de autopsias y no fue hasta el miércoles que algunos parientes consternados protestaron por la forma en que enterraron el cadáver ante de ser identificado. Ante esto el personal forense explicó que han tenido que agilizar todos los procesos debido a la problemática.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.