COMPARTE


De Ceballos asegura que a su esposo no se le respetan los DDHH. (Foto Archivo)

EFE

Patricia Gutiérrez, esposa del ex alcalde opositor Daniel Ceballos, aseguró este miércoles que la prisión a la que fue traslado su marido el sábado pasado “parece un campo de concentración nazi” y señaló que no recibe la atención médica estipulada para una persona en huelga de hambre.

“No le están garantizado los Derechos Humanos a mi esposo (…) en este sitio donde está recluido que parece un campo de concentración nazi”, sostuvo Gutiérrez durante una rueda de prensa en Caracas.

Ceballos fue trasladado el sábado de madrugada de la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, al Centro de procesados 26 de julio en la localidad de San Juan de los Morros, estado Guárico, a 150 kilómetros de la capital, un cambio que, asegura su defensa, no les fue notificado y que calificaron de “inconstitucional”.

Para entonces ya llevaba varias horas en huelga de hambre, una protesta que decidió realizar junto al líder de su partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, que mantendrán hasta que se cumplan una serie de peticiones.

Gutiérrez recordó que, para el momento de la rueda de prensa, su esposo cumplía 113 horas en huelga de hambre y que en el centro que se encuentra “simplemente le toman la tensión y lo bañan”.

“Sí un medico lo ve, llega, le toma la tensión y se va, eso no cumple con los protocolos establecidos a nivel internacional para una huelga de hambre”, aseguró.

Indicó que en la conversación que mantuvo este martes con él “gracias a las intervención de la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela”, su esposo le comentó que “lo único que ha hecho desde el viernes a las 7 de la noche (23.30 GMT) es tomar agua, orar y dormir. Que su alimento es la oración”.

La esposa de Ceballos asegura que su esposo “se ha sentido mal, le duele el estómago, tiene dolores en la espalda y dolores en las piernas”.

Su marido también le reveló, dice, que lo trasladaron a una celda de “dos por dos” metros con “pisos de cemento, paredes de bloque” y con un techo “que está a la altura de un galpón donde los custodios caminan sobre él”.

“No hay llaves ni lavamanos y tienen un tubo en la pared con un hueco donde abren esa llave de paso y le cae el agua ahí por media hora (…) y esa es el agua con la que se puede lavar”, afirmó Gutiérrez sobre las condiciones de reclusión en las que su esposo le dijo que se encontraba.

Solicitó al defensor del pueblo, Tarek William Saab, que si “de verdad” quiere “defender” los derechos humanos de su esposo, se desplace hasta el penal para “constatar” si la situación descrita por ella es o no cierta.

Saab declaró este miércoles que su despacho ha confirmado que Ceballos se encuentra bien de salud y aseguró que un grupo de médicos lo chequea a diario y que la Defensoría del Pueblo ha estado “permanentemente vigilando” los Derechos Humanos del exalcalde.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.