COMPARTE

Beatriz Rojas || Brojas@el-carabobeno.com

Después de la tranquilidad y desolación que se observó el día de Navidad en el centro de Valencia, este sábado retomó su actividad comercial y con ello el gran bullicio que caracteriza este lugar de la ciudad. 

Desde temprano muchas personas comenzaron a llegar al casco histórico, para comprar los estrenos de año nuevo. La cosa no era comprar por comprar, por eso la mayoría visitaba varios locales comerciales para comparar precios. 

La crisis económica que se vive en el país acompañada de una inflación galopante, obliga a los clientes a actuar de esta forma para poder estirar el dinero lo más que pueda. 

Mercedes de Cruz salió de una tienda por departamentos comentando asombrada, sobre los altos precios de la ropa íntima. Buscaba para ellas y sus dos hijas, pero no compró nada, porque según señaló, cualquier blumer tiene precio por encima de los 2 mil bolívares, y los sostenes con relleno superan los 3 mil. 

“Si no consigo algo más barato no estrenaremos blumer ni sostén, seguiremos con los viejos porque no tengo tanto dinero”. 

Las tiendas del centro, a través de letreros y de jóvenes que se paran en las puertas, ofrecían a la clientela descuentos entre 30 y 20%, pero aún así, los compradores consideraban que las prendas de vestir estaban caras. 

Rafael Noguera dijo que no está dispuesto a pagar 8 mil bolívares por una franela, por 2 motivos, porque le parece que el precio está muy alto y porque los reales no le alcanzan. 

La mercancía que ofrecen los buhoneros no resulta la alternativa para abaratar gastos, pues cualquier franelilla que se observa en el piso tirada sobre un plástico, cuesta casi 3 mil bolívares. 

El bulevar Constitución sigue tomado en estos días por los comerciantes informales. Todos saben que tienen prohibición de permanecer allí pero igual ponen sus puestos desde tempranas horas de la mañana. 

El bulevar se hace intransitable, aún para lo peatones, en la intersección con la calle Comercio porque unos buhoneros lucen su mercancía en todo el medio y solo dejan libre como 2 metros para que la gente pase.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.