COMPARTE

Beatriz Rojas  || Brojas@el-carabobeno.com

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Guillemo Manosalva, espera que el Gobierno acoja la proposición que llevarán este martes los directivos de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales y Afines, para que se permita a sus agremiados trabajar en horario corrido, para que verdaderamente se logre el ahorro energético. 

Manosalva reiteró que apagar y prender de nuevo un aire acondicionado industrial, más la estabilización del nivel de enfriamiento consume más energía eléctrica que la que se ahorra en el tiempo que permanece apagado. Es decir, que no se concretaría ningún ahorro energético, algo que deben entender en el Ministerio de Energía Eléctrica. 

De ser aprobada la propuesta, en la Gran Valencia se verá afectado con el racionamiento eléctrico un menor número de centros comerciales. Pero si no le dan el visto bueno, ocurrirá lo contrario. 

Por el momento, 45 centros comerciales en Carabobo son afectados por el racionamiento eléctrico. En promedio representa nueve mil establecimientos que generan 27 mil empleos directos, que cumplen con sus funciones en tres turnos rotativos. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.