COMPARTE


“Retake Roma” un movimiento ciudadano que cuenta con 4.000 integrantes. (Foto EFE)

EFE

Hartos de grafitis que ensucian las paredes de sus edificios o de ver el mobiliario urbano cubierto por todo tipo de material publicitario, cientos de romanos han decidido emplear su tiempo libre en liberar su ciudad de cualquier forma de vandalismo que “mine su decoro”.

Paseando por las calles romanas es posible toparse con un grupo de personas limpiando paredes, ataviadas con un chaleco en el que puede leerse “voluntario del decoro” y en medio de un ambiente casi lúdico.

Son los integrantes de “Retake Roma” (Recupera Roma), un movimiento ciudadano sin ánimo de lucro que ya cuenta con 4.000 integrantes y que desde hace cinco años combaten lo que consideran la degradación de la capital italiana, tal y como explicó a Efe uno de sus coordinadores, Simone Vellucci.

Su principal objetivo son los grafitis que inundan esta capital, los omnipresentes anuncios adhesivos de “reformas” o “mudanzas” que copan todo tipo de mobiliario urbano.

La idea surgió en el año 2009, cuando una mujer de nacionalidad estadounidense que vive en Roma comenzó a limpiar por su cuenta “las pintadas sin significado” presentes en el portal de su casa, sin esperar la intervención del ayuntamiento.

A esta mujer se le unieron pronto algunos de sus vecinos hasta que, mediante el uso de las redes sociales, lograron llegar a otros ciudadanos que en la actualidad conforman 15 grupos dedicados a esta tarea en diferentes barrios de la capital.

Y es que el empleo de las redes sociales es fundamental para la pervivencia y el desarrollo de este movimiento “del decoro”, especialmente el uso de su perfil oficial en Facebook, donde publican las fotos que comparan el antes y el después de su intervención y llaman a más conciudadanos a unirse a su causa.

Es el caso de Danido D’Angelo, un joven del barrio romano de Portuense Monteverde que un día, tras conocer la iniciativa “Retake Roma”, decidió promover un grupo “del decoro” en su zona mediante el empleo de esta popular red social.

La respuesta fue inmediata y masiva, hasta el punto de que, según explicó en una entrevista telefónica con Efe, en un mes se sumaron a su causa 200 vecinos de este barrio situado en el sur de la capital italiana.

“La situación de Roma, a decir verdad, ha empeorado. Todos los barrios padecen esta dejadez pero nosotros, con nuestra pequeña contribución, tratamos de hacer el máximo posible por la ciudad”, dijo.

Por su parte, Vellucci señaló que en múltiples ocasiones reciben llamadas de personas que solicitan sus servicios pero, según refiere divertido, esa no es su función.

Formar parte de “Retake Roma” consiste en tener la voluntad de comenzar a realizar una labor en beneficio de tu ciudad, convencer a tus vecinos de que se unan a ti y, por último, ponerse manos a la obra, tal y como hizo D’Angelo.

Una concatenación de intenciones que ellos resumen con la frase “Wake up, speak up, clean up!” (¡Reacciona, difunde y limpia!).

La financiación para costear el material que emplean sale de sus bolsillos pero reconocen que no están solos en esto, sino que cuentan con el apoyo del ayuntamiento de Roma, con quien tienen “línea directa”.

Los integrantes de “Retake Roma” dicen ser conscientes de que la administración no puede ocuparse de cada pintada o de cada farola ensuciada, por lo que abogan por una colaboración más estrecha entre los ciudadanos y los gobernantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.