Foto referencial.
COMPARTE

Dayrí Blanco || dblanco@el-carabobeno.com

Cinco meses han pasado y las consecuencias son cada vez mayores. El 22 de agosto de 2015 la orden se dio. El presidente Maduro cerró el paso en la frontera con Colombia en Táchira en un intento por acabar con el contrabando y el desabastecimiento. En principio era por 72 horas. 

Pero el bloqueo no funcionó y actualmente cada una de las 176 gandolas que se mantienen en Cúcuta, con mercancía para empresas venezolanas, paga 10 mil pesos diarios por el resguardo de su carga, mientras las industrias y el comercio al otro lado de la frontera sufren un marcado déficit de inventario. 

Se trata de un millón 760 mil pesos, que se traducen en 521 dólares al día lo que pagan los transportistas a un depósito privado, detalló Damiano Del Vescovo, presidente de Fedecámaras Carabobo. 

La otra opción es trasladarse a Cartagena para enviar el cargamento vía marítima, pero los costos son elevados. 

En total son seis mil toneladas de mercancía la que sigue detenida en Colombia. Se trata de insumos indispensables para el sector del plástico y la manufactura de envases de alimentos y bebidas, harina de trigo, papel, textiles, tintas y pigmentos, tubos PVC y productos de aseo personal. 

También hay materiales para el comercio textil y químico. 

Pero eso no es todo. En los cinco meses con el comercio binacional paralizado todas las industrias de Carabobo se han visto afectadas, “ante la falta de liquidación de divisas la compra de repuestos para las maquinarias se hacía por Colombia. 

Era una manera rápida y la única que se tenía para solventar detenciones de líneas de producción”. La ciudadanía en general ha sido perjudicada con el cierre de la frontera. Medicinas vitales para algunas personas, reactivos para exámenes de laboratorio y equipos empleados en centros de salud también se adquirían por esa vía. “Bastaba con ir a Cúcuta para comprar unas pastillas para algún familiar hospitalizado”. 

En un momento, en medio del conflicto, se esperaba negociar el paso de las gandolas pero solo un decreto presidencial que no ha sido publicado podría hacerlo posible. 

Desde Fedecámaras se ha advertido que en 2015 el comercio binacional entre ambos países ya había caído en 38% como consecuencia de la crisis económica interna. Y aunque el gobernador de Táchira anunció el paso de mil 800 gandolas a la semana, Del Vescovo lo desmintió esa información, “no ha ingresado ninguna”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.