COMPARTE


Nadie responde ante los pacientes. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Marianela Ágreda Armas

Cinco meses de vida. Para 78 pacientes renales de Aragua cada segundo cuenta en la interminable y titánica lucha para defender el derecho constitucional. Nadie responde ante el anunciado cierre del centro de diálisis de la Clínica Lugo, en Maracay. A nadie le parece importar que se apaguen los sueños de hombres y mujeres que dependen de ese centro de salud.

No se trata de perder un autobús o un ticket de lotería. Se trata de perder la vida “porque somos mercancía para los dueños de diálisis”, aseguró Víctor Castillo, presidente de la Asociación de Pacientes Renales de la Clínica Lugo, en Maracay.

La crisis que enfrentaban estos pacientes se agudizó desde este 18 de mayo. Según Castillo, ese lunes la directiva del centro de diálisis privado envió el segundo comunicado a la Defensoría del Pueblo de Aragua. La unidad de diálisis, aunque es privada, es subvencionada por el IVSS. La institución cancela a la unidad de diálisis Bs 850 por paciente, “pero alegan que eso no alcanza y piden más de mil bolívares por cada uno de nosotros”. Ante la situación los representantes de la unidad de diálisis fijaron el plazo de cinco meses en el mismo documento para que la Defensoría interceda ante el IVSS y reubique a los pacientes aún y cuando la maquinaria de hemodiálisis y los pocos medicamentos son propiedad del Seguro Social a disposición de los enfermos.

“No se sabe qué van a hacer con nosotros, nos van a tirar a la calle porque ya no les servimos”. Diez días después del comunicado, ni la Defensoría del Pueblo ni el IVSS han establecido contacto con los pacientes renales. El vocero de los pacientes anunció que para el lunes 8 de junio protestarán a las puertas del IVSS en Caracas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.