COMPARTE
Sara Pacheco

La distancia entre algunas comunidades al sur de Valencia es de solo una calle. Las diferencias se basan en casas, negocios o quienes viven y transitan a diario pueden demarcar mentalmente las rutas. Pero la señal para peatones y conductores, de la entrada a Parcelas del Socorro es la basura en la vía. Montañas de desechos muestran el inicio de esta comunidad de la parroquia Miguel Peña. 

El miércoles 30 de septiembre inició el plan “Valencia limpia en cinco días”, impulsado por la alcaldía. Se activaron camiones volteo, compactadoras y maquinaria pesada para recoger la basura acumulada. El objetivo se cumplió. Las calles permanecieron limpias posterior a la culminación del operativo. En el sector no se ha acercado un camión del aseo urbano desde entonces. 

Ya vamos para más de un mes sin el camión de basura, describió Carlos Reyes, vecino. La acumulación se transforma en hogar para insectos y alimañas, además del mal olor que se siente en gran parte de la avenida Urdaneta. La amplia vegetación se ve opacada. 

Noche lóbrega

La oscuridad que atrae la noche se ve respaldada por la falta de alumbrado público tanto en la avenida principal como en los sectores que dividen las Parcelas Chaguaramos I-II-III-IV-V y VI, Oasis I y II, entre otros. La alcaldía viene a hacer su trabajo pero no hay mantenimiento, replicó Emiro Silva, dirigente vecinal. 

Las torres de iluminación funcionan a medias. “Si se ponen los bombillos a veces se los roban, ¿y cuánto cuestan? Esos están entre los 300 bolívares. Necesitamos muchos”. 

Confusión de vías

Hace varios años uno de los carriles de la avenida Los Chaguaramos estuvo en reparación. Los transportistas y vehículos asiduos al sector se acostumbraron de transformar uno en doble vía. La situación se mantiene, a pesar que se resolvió el desperfecto. Silva resaltó cómo diariamente se genera tráfico y accidentes debido a este problema. 

El agua no es para todos

Emiro solo conoce un sector de Los Chaguaramos con pozo profundo, el VI, donde reside. Los demás tienen problemas con el suministro del líquido a sus casas. Dos días a la semana se permiten llenar cuanto tobito se les cruce por el camino, de esta manera los camiones cisterna entran al ruedo. El vecino estimó que en ocasiones abusan de la necesidad para subir los precios. Los habitantes en Parcelas del Socorro se sienten desasistidos. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.