COMPARTE

Alfredo Fermín || [email protected]

La Cámara de Clínicas del Centro, Cacentro, institución que
agrupa a los centros asistenciales privados de los estados Aragua, Carabobo y
Cojedes, acordó dirigirse con carácter de urgencia a la Comisión de Salud de la
Asamblea Nacional y a la Superintendencia de Precios Justos a los fines de que
estos organismos procuren una solución al estado crítico en que se encuentra la
salud porque el Gobierno no asigna los dólares, que necesitan los importadores,
para traer los insumos médicos que se están necesitando con urgencia.

El doctor José Luis Maldonado, presidente de Cacentro,
informó que en el país no se consiguen repuestos para tomógrafos, resonadores,
y equipos de rayos X y de hemodinamia.

De doce resonadores hay solo dos operando. Existen diez
tomógrafos de los cuales siete están parados y tres funcionando, De tres
equipos de hemodinamia dos están parados por falta de repuestos. De equipos de
rayos X hay decenas sin prestar servicios.

En una reunión celebrada en el centro clínico Guerra Méndez
fueron analizados problemas relacionados con la escasez de insumos, materiales
médicos y quirúrgicos y medicinas.

Informó el doctor Maldonado que esto crea muchos problemas
porque a los pacientes ambulatorios se les dan citas para fechas muy distantes
y a los hospitalizados deben enviarlos a las clínicas que tienen aparatos
funcionando. Esto requiere coordinar ambulancias, equipos médicos y de
enfermeras, actividades que se prolongan hasta la noche por los traslados de los
enfermos de un lugar a otro.

“La escasez de medicamentos es gravísima porque no se
consiguen y, cuando vienen, alcanzan para una semana. Esto es terrible porque
las clínicas necesitan abastecimiento de medicinas para 45 días, el justo a
tiempo.

Puso como ejemplo que en febrero se acabó el contraste
intravenoso para tomografías y radiografías del corazón, cateterismos,
problemas renales y Urotac. La semana pasada se logró un cargamento de esos
contrastes que estaba en Maiquetía. Fueron repartidos entre las 238 clínicas
del país, donde se estima que la duración del producto sea de quince días.

En la reunión fue analizado el incremento de los precios de
los insumos médicos que, de una semana a otra, suben a casi el triple. Por la
inflación, quienes tienen algunos productos los venden al precio que quieren,
aunque, teóricamente los precios de esos productos son a dólares de 6,30 y
12,50 bolívares. Hay que comprarlos al dólar negro porque, de lo contrario, los
pacientes se mueren, dijo el declarante.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.