COMPARTE


Las emergencias de las clínicas privadas han aumentado su atención, pero mantienen la misma estructura de costos desde 2012. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Luisa Quintero || lquintero@el-carabobeno.com

Durante el año pasado los distintos representantes de la salud privada en Venezuela exigieron en diversas oportunidades encuentros con el Ministerio para la Salud, para tratar el desabastecimiento sistemático de insumos médicos y medicinas para ofrecer una atención de calidad a los ciudadanos, que cada día acuden en mayor cantidad a clínicas.

Además del desabastecimiento de insumos para cirugías, terapias intensivas y exámenes de laboratorio o imagenología, las clínicas han tenido que superar las dificultades por la poca cancelación de divisas al sector importador, la migración constante de personas al sector privado de atención y la providencia 294, que se encarga de regular los costos que aplican estos centros por emergencias.

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, advirtió a finales de mayo que el 97% de los hospitales se encontraba en cierre técnico, es decir, solo se mantenían por los pocos insumos disponibles (entre 3% y 5%) y los que tenían que comprar los familiares de pacientes para garantizarles la salud. También refirió en esa oportunidad que de la Misión Barrio Adentro I solo funcionaban alrededor de mil 200 módulos lo que mantenía un cierre del 80% de la estructura física.

Con estas cifras, la migración hacia el sector privado era previsible, destacó en su momento Carlos Rosales, presidente de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH). Según los cálculos de la institución, alrededor del 50% de la población que antes utilizaba la red ambulatoria pública, ahora se dirige a los lugares privados por las firmas de convenios de seguros con la red privada. Pero también el Gobierno nacional mantiene una deuda importante con las aseguradoras, lo que implica una baja en los recursos percibidos por las clínicas.

Los insumos utilizados en el sistema de salud venezolano superan el 90% de importación, por lo que cancelar las deudas a proveedores se trasformó en una de las principales peticiones durante 2014. Rosales expresó a mediados de año que los centros privados tenían un futuro incierto por esta situación.

Según informaciones de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, el Gobierno nacional mantenía una deuda de más del 50% con los proveedores médicos. Solo se ha liquidado 147 millones 800 mil dólares a los proveedores de suplementos médicos, lo que representa un 10% del monto. La cancelación de estas divisas no supone la activación inmediata de las importaciones. Dichos proveedores exigieron el pago de 50% de la deuda en enero. Además, la deuda con el sector farmacéutico supera los cuatro mil millones de dólares.

Una de las principales preocupaciones de los médicos como José Luis Maldonado, presidente de la Cámara de Clínicas del Centro, ha sido el retroceso en los procedimientos quirúrgicos para asegurar la vida de un paciente con los insumos que se tienen en los centros privados. Hay productos que tienen sustitutos, otros no pero su deber es atender al paciente y brindar el mejor tratamiento posible. Si no hay Ftem para una coronaria hay que regresar a la cirugía de los años 70, haciendo el cateterismo con tratamiento médico, o una cirugía cardiovascular.

Solo en la quinta semana de enviar reportes semanales al MPPS para que el ministro de ese entonces, Francisco Armada, estuviese al tanto de las fallas, en el policlínico La Viña se contabilizaron alrededor de 300 ítems que estaban en fallas graves.

Analgésicos, drogas vasoactivas para problemas arteriales, stents coronarios, antibióticos, catéteres, anestésicos inhalados, sondas, autosuturadoras, engrapadoras automáticas, sistemas de esterilización a gas, kits de cirugías bariátricas y laparoscópicas, gases para resonadores magnéticos, repuestos para equipos o soluciones para tratamientos, han sido los insumos más buscados de 2014.

Providencia 294

Una nueva estructura de costos y precios justos permitiría a las clínicas recuperar parte del dinero que han dejado de percibir por los precios fijados desde junio de 2013, aseguró el presidente de Cacentro, José Luis Maldonado.

El 14 de mayo de 2014 se realizó una reunión entre la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) y la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales para instalar una mesa técnica que permitiera una mejor compresión de las providencias 294, 003 y la Ley de Precios Justos y su aplicación al baremo de los centros de salud privados.

Pero hasta agosto, los precios que se manejaban son de 2012 a pesar de que sean elevados para el público, afirmó Carlos Rosales. Esperamos que se aplique la nueva Ley de Precios Justos, para ello han enviado al ministerio, en varias oportunidades, el precio de los productos empleados para cada servicio clínico.

Históricamente hay un retraso en pagos de los seguros privados y públicos, que tardan hasta 180 días para cancelar las deudas a clínicas. En auditorías realizadas a varios centros de salud privados en el país, cerca del 90% tiene números en negativo. El margen de ganancia, que casi nunca supera un dígito, es utilizado para reinversión.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.