COMPARTE

Sara Pacheco

Pañales, ropa vieja y desechos, fue lo que encontró el personal de Hidrocentro al destapar varias bocas de visita en
la entrada principal de la Vivienda Rural de Bárbula. La mañana
del martes un grupo de mototaxistas de la línea “Los Unidos”, cerraron la vía con cauchos, en acción de
protesta por el desbordamiento de aguas negras que data más de 15 días.

Lo destapan y en seguida vuelve a brotar. Decidimos quemar cauchos
porque estamos cansados, los niños por aquí tienen por qué vivir con este olor,
argumentó uno de los conductores.

Igualmente, Ramón Toyo, comerciante, explicó que la
zona ha presentado las actuales condiciones permanentemente. “Todo el tiempo se
tapa. Vienen, lo limpian y a los días, a veces pasan horas para que vuelva otra
vez el agua negra”.

Sin embargo, una fuente ligada a Hidrocentro encargado de la zona norte, describió que los principales responsables
del problema son los vecinos. ”Las cloacas se tapan por el mal uso que se le
está dando. El viernes se sacó arena, 60 metros de manguera se quedaron
atrapados por el material sólido que tiene dentro, por eso es que está
desbordado”.

Aseguraron que no acudieron a la zona por la manifestación, ya lo tenían
programado. La sobrepoblación también influye, existen muchas invasiones, describió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.