COMPARTE


La actividad fue dirigida por la escuela de cocina “Cocinarte”. (Foto Archivo)

Desde períodos ancestrales, los sabores y la literatura mexicana están relacionados entre sí. Los elementos de la degustación y la magia de las letras representan una asociación intrínseca en el que ambos envían un mensaje al público y a la sociedad, como un paseo histórico que involucra la gastronomía y la narrativa.

Esta es una de las conclusiones a las que se llegó durante la degustación mexicana “Sabores y Letras de México”, realizada en el marco de la 15° Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, en el centro comercial Metrópolis.

En la actividad, dirigida por la escuela de cocina “Cocinarte”, estuvo presente la editora y librera Katyna Henríquez y la antropóloga en alimentación, Ocarina Castillo. Ambas hicieron un recuento de acontecimientos que marcaron la historia de México y lo relacionaron con la evolución que ha tenido la gastronomía en el país azteca.

“La idea es hacer una fusión entre el mundo literario y el mundo gastronómico de México, que alberga una gran riqueza de platos típicos. El objetivo es que el público conozca la historia de este país y el avance que ha tenido la gastronomía en el territorio”, puntualizó Henríquez.

Comentó también, que la comida mexicana se encuentra atada en las raíces y el ser del ciudadano azteca, debido a que en su literatura se reflejan aspectos que marcaron la evolución de la gastronomía, como es el caso de la novela emblema de los últimos tiempos “Como Agua para Chocolate” de la escritora Laura Esquivel, en la que se resaltan el mundo de las recetas y se brinda una gran referencia de México.

Por su parte, Ocarina Castillo recordó que desde la antigüedad se evidencia la representación de esta relación de sabores y letras, con la figura numerosos caciques aztecas, entre los cuales se destaca a Montezuma, un líder que tenía la peculiaridad de ser un gourmet, y en su casa preparaba banquetes privados en los que había una cantidad de platos que hoy figuran como los principales productos y cultivos de la gastronomía mexicana, tales como el maíz, el frijol y el chile, el trío más importante que está presente en todo el territorio nacional.

La jornada cerró con la degustación de varios platos, elaborados por la directora de la escuela Cocinarte, María Elena Conde, en los que fusionó sabores e ingredientes, tanto venezolanos como mexicanos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.