COMPARTE


La mayoría aún tiene sus santamarías abajo desde el receso de fin de año. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Con las santamarías abajo. Así luce la mayoría de los comercios de la ciudad. Tras pasar una dura realidad económica durante los últimos 12 meses, muchos están sacando cuentas y los saldos están resultando negativos. Las decisiones a tomar serán difíciles. Los controles de cambio, precios y ganancias han sido un duro golpe para el sector que debe enfrentar el 2015 con registro de pérdidas económicas e inventarios caídos.

La advertencia la hizo Gustavo Sosa Izaguirre, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia. Es usual que este mes la actividad comercial aún no se haya reactivado al 100% tras el receso de fin de año. Pero este año, a los cierres fiscales se le suma la circunstancia extraordinaria de crisis financiera.

La proyección del gremio, ante la ausencia de datos oficiales del BCV, es que algunos negocios no volverán a abrir porque no resulta rentable, otros cerrarán de forma indefinida hasta que el Gobierno brinde condiciones que garanticen su operatividad, y otro grupo pasará a la informalidad para reducir estructuras de costos, pero las cifras concretas se con cocerán al final de enero cuando las empresas tengan todos los datos del desarrollo de su actividad durante el 2014.

Los inventarios agotados son en principal problema a vencer. Para ello se requiere un programa de asignación de divisas fluido y eficiente. Pero desde que inició el 2015 eso no ha sido posible. El Sicad II no ha convocado a ninguna subasta en espera por el anuncio de las medidas que en materia cambiaria dará el Ejecutivo. Mientras tanto el sector sigue agudizando su situación.

Sosa Izaguirre recordó que durante la temporada decembrina las ventas cayeron en 50% en comparación con el año anterior, debido a la devaluación de la moneda y al proceso inflacionario que ha provocado que el salario de los venezolanos no alcance para cubrir las necesidades básicas.

Se espera que este lunes 12 de enero gran parte de los comercios de la ciudad suban sus santamarías, pero eso dependerá de las decisiones que se tomen de acuerdo a los estudios que cada establecimiento haga. Durante el 2014 en Valencia cerraron sus puertas tres mil negocios. Esto provocó que 12 mil personas pasaran a engrosar la lista de desempleados en la ciudad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.