COMPARTE

 Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

Pasó una hora desde el momento fijado. Diputados revisaban sus relojes. Eran las 3:01 p.m. del miércoles y Hugo Cabezas era el gran ausente. El presidente del Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM) debía comparecer ante la Comisión Permanente de Medios de la Asamblea Nacional (AN) para explicar la monopolización estatal en la importación de papel prensa, y su discrecional entrega a medios alineados con el Gobierno.

Todos se quedaron esperando. “Esto no es desconocimiento de la Asamblea, ¡es temor de tener que dar la verdad sobre una crisis que sobrepasó las capacidades de un Gobierno, que lo que hace es hostigar a los medios de comunicación!”,  condenó Tomás Guanipa, presidente de la comisión. 

Los irrespetados no fueron los diputados, defendió Guanipa. La falta se cometió contra quienes votaron el 6 de diciembre por un cambio, por una asamblea plural, que resolviera los problemas. La crisis amenaza con el cierre de al menos 100 periódicos regionales y una decena de nacionales. Con ello, 30 mil empleos están en riesgo. 

Había síntomas lúgubres de la no comparecencia. Los diputados oficialistas Earle Herrera y Tania Díaz tampoco llegaban al octavo piso de la sede de las comisiones en el edificio legislativo. “Esta falta no es algo casual”, dijo  Guanipa. “Por lo que vemos, este señor no va a venir”, cuchicheaba otro diputado antes de revisar el quórum. 

La comisión extenderá una nueva invitación a Cabezas. Tiene un último chance el miércoles 2 de marzo a las 10:00 a.m. en la sede del Palacio Federal Legislativo. Lo contrario le podría acarrear una multa de al menos 300 unidades tributarias, y un día de cárcel por cada unidad si no paga la multa. 

No es una conducta nueva. Biagio Pilieri, periodista y diputado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), rememoró que el CEAM ha evitado que se le investigue. El miércoles 19 de noviembre de 2015 solicitó una visita al complejo para conocer detalles de su funcionamiento. La entonces AN de mayoría oficialista desaprobó la petición. “Hasta que por fin llegó una nueva asamblea”. 

Cabezas no compareció por motivos propios o por órdenes superiores, dedujo Pilieri. Nunca hubo explicación formal. Guanipa había dejado claro que el presidente del CEAM fue notificado con antelación. Hasta un día antes del acto, el martes en la noche, el equipo del funcionario estatal pedía a la comisión proyectores audiovisuales y comodidades de la sala para hacer su exposición. 

No darle la cara al país tendrá sus consecuencias. Guanipa precisó que desde la comisión se lucha por un país distinto, por un cambio. “Cuando el cambio se dé, le vamos a hacer pagar con justicia lo que le han negado al pueblo durante todo este tiempo”. 

Ausencia: Cierres Técnicos

Pilieri se solidarizó con los medios a punto de desaparecer. “La ausencia de Cabezas significa que está más cerca el cierre técnico de medios”. Algunos no pueden esperar ocho días. Cada hora que pasa es un momento más cerca del cierre de un periódico, explicó preocupado y con tono firme. 

Durante el período legislativo anterior, como integrante de la comisión, Pilieri siempre propuso hablar sobre la crisis de papel. Pero diputados como Díaz y Herrera votaron en contra. “No es casual que ellos tampoco hayan venido”. 

El Estado está violando sistemáticamente Derechos Humanos, opinó el diputado. Mencionó el pacto de San José, que en su artículo 13 salvaguarda la libertad de pensamiento y expresión, a través de la difusión de ideas de toda índole. 

La negación de papel rompe ese protocolo. “No se puede restringir el derecho de expresión por medios indirectos, como el abuso de controles oficiales de papel periódico”, citó. Paradójicamente el Gobierno de Venezuela es signatario de ese pacto. 

El Gobierno pretende que el CEAM se convierta en una especia de Mercal de papel prensa. “El que quiera comprar a precios accesibles tiene que morir en esta corporación monopólica”, que ahora también maneja la importación de planchas para impresión, tinta y repuestos de máquinas rotativas, denunció Pilieri. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.