COMPARTE


La restricción de ventas afecta a compradores. (Foto Andrews Abreu)

Cristhopher Borrero

La restricción de ventas por terminal de cédula no cumple su propósito. Desde el lunes pasado se extendió la implementación del sistema de ventas mediante la verificación del terminal de cédula en establecimientos privados y públicos. El método no solo enrareció el mecanismo de compras sino que no garantiza abastecimiento al consumidor ni a los centros de expendio de comida, estimó Francisco Duarte, consumidor.

Duarte explicó que no existe garantía de que los comercios tengan dotación diaria de todos los rubros escasos. “Si necesitas pollo el lunes y no hay, tienes que esperar hasta el sábado… pero, ¿si no llega en un mes? o peor… ¿Si solo llega una vez en un mes y no es lunes ni sábado?”, inquirió.

El rechazo ante esta política es evidente. Existe la creencia de que la medida solo promueve el control alimenticio del ciudadano, por encima de la producción de alimentos, como una prioridad. “El Gobierno en vez de poner a producir todas las empresas expropiadas, quiere condicionar nuestra alimentación. La crisis de alimentos la generó la incapacidad del Estado en la materia, esta medida no aporta solución a eso”, fustigó Elio Valera.

El comprador salvo el hecho de que la medida sirve para frenar el auge de los bachaqueros, pero recordó que los mismos son una consecuencia del desempleo, la desmovilización laboral y la falta de oportunidades.

Secretismo gubernamental

La política de secretismo gubernamental ha hecho mella en la red comercial. Solo uno entre cinco establecimientos brindó detalles del funcionamiento interno, bajo la garantía del anonimato. “El sistema de ventas no prolonga la permanencia de los productos al expendio público, igual se acaban el mismo día que ingresan los pedidos”. El encargado reconoció que los usuarios siempre se quejan porque cada día Venezuela se parce más a Cuba.

En cuanto a detergentes, desodorantes y pañales tienen un suministro frecuente. Lo que en comparación ha siete años atrás ha representando un aumento del volumen de compras. Sin embargo Farmatodo es la única red que tiene un suministro regularizado de pañales, el resto de los locales puede pasar hasta un mes y medio sin recibir, contrastó un gerente de una cadena comercial de competencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.