COMPARTE


Los tres jóvenes no fallecieron por asfixia como se determinó en la primera autopsia. (Foto Archivo)

AVN

A 17 años y cuatro meses de prisión fueron condenados los cinco funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), implicados en la violación de los Derechos Humanos de tres jóvenes detenidos en la sede del cuerpo policial en El Rosal, Caracas, durante mayo de 2011.

La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, dijo que los tres jóvenes no fallecieron por asfixia como se determinó en la primera autopsia, “sino que habían sido torturados y golpeados” y añadió que los cuerpos fueron exhumados para determinar las verdaderas causa de las muertes.

En mayo de 2011, se informó que dos ciudadanos que permanecían detenidos en la División de Capturas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), ubicado en El Rosal, fallecieron. Según la autopsia de ley, ambas personas murieron por edema cerebral a determinar con examen toxicológico.

Los ciudadanos fueron identificados como William Nazareth Pérez Tovar, quien ingresó el 25 de mayo a la sede judicial, y Pedro Cirpriano Rivero Rivas, de 32 años. Una tercera persona detenida estuvo convaleciente en el Hospital de El Llanito con una fractura craneoencefálica, pero falleció.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.