COMPARTE

Luisa Quintero | lquintero@el-carabobeno.com

 

Atenderse en centros públicos de salud no siempre es fácil.
La falta de condiciones ideales para la atención de pacientes ha retrasado las
consultas médicas en el ambulatorio de Los Guayos.

Ligia Rodríguez comentó que llevó a su hijo porque
presentaba fiebre desde hace tres días. Tuvo que insistirle al médico para ser
atendido, debido a que el personal redujo el número de consultas por la falta
de aires acondicionados. El médico le explicó que la falta de aire era
incomodo  y propiciaba la aparición de
bacterias. Se conoció que los aires del lugar no funcionan desde hace varios
meses.

Con las lluvias de la semana pasada, varias zonas por donde
pasan las tuberías que alimentan los aires, además de los ventiladores, se
mojaron por lo que se necesitaba mantenimiento y limpieza.

El jueves de la semana pasada, los vientos y ráfagas de
lluvia afectaron parte del techo del ambulatorio. En la entrada, áreas de
observación y consulta se desprendieron partes del material. Hasta el lunes, se
mantenían en el centro las labores de limpieza en varios lugares que se
anegaron y no se habían empezado las reparaciones del techo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.