EFE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que Guyana,
país con el que Venezuela mantiene una disputa fronteriza, le solicitó el
beneplácito para una nueva embajadora pero tuvo que paralizar el proceso de
aprobación tras unas supuestas declaraciones ofensivas del canciller guyanés,
Carl Greenidge.

«Por un lado nos solicitan plácet para una embajadora y
por otra nos destruyen, nos atacan, nos amenazan y dicen cualquier cantidad de
ofensas contra Venezuela, contra el gobierno bolivariano, que se defina el
gobierno del presidente (David) Granger», dijo el jefe de Estado
venezolano en su programa «En contacto con Maduro».

El presidente indicó que recientemente surgieron, en el
marco de Petrocaribe, posibilidades de que se normalizaran las relaciones entre
Venezuela y Guyana después de que a mediados de este año se generara un nuevo
capítulo de la disputa entre los dos Gobiernos por el Esequibo, territorio que
es objeto de un diferendo histórico entre los dos países.

Maduro dijo que el clima parecía estar distendiéndose
gracias a la intervención del secretario general de la Organización de la ONU,
Ban Ki-moon y que por ello estuvo dispuesto a aprobar el plácet para la
embajadora propuesta por Guyana.

«Frente a esta propuesta yo le di instrucción a la
canciller (Delcy Rodríguez) de proceder a la entrega oficial del beneplácito y
a proceder de manera inmediata a regresar nuestra embajadora a Georgetown
(Reina Margarita Arratia)», comentó.

Señaló que, pese a estos pasos positivos, Rodríguez le
informó hoy de que el canciller de Guyana «enloqueció en un viaje que hizo
a Estados Unidos» y lanzó «epítetos y adjetivos, ataques a
Venezuela» por lo que pidió a su ministra de Exteriores que parara el
plácet.

«Porque es como un sinsentido, iniciar un camino de
regularización diplomática pidiendo el beneplácito para una embajadora bajo los
ojos de los gobernantes de nuestros hermanos del Caribe y de repente irse (…)
a EE.UU. y lanzar ataques brutales», comentó Maduro.

La controversia territorial por el Esequibo, de 160.000
kilómetros cuadrados, una superficie que significa dos terceras partes de
Guyana, se remonta a la época en que este país era colonia británica y se
recrudeció cuando en mayo pasado el presidente venezolano firmó un decreto que
incluía a las zona en disputa dentro de su frontera.

El decreto redistribuye al territorio venezolano en áreas
conocidas como Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI) e incluye un
territorio marítimo donde recientemente se descubrió un importante yacimiento
de petróleo.

La norma presidencial motivó una dura respuesta de Guyana y
una advertencia de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Maduro responsabiliza del conflicto a la petrolera
estadounidense Exxon Mobil, que encabeza la exploración petrolera en ese
yacimiento junto a varias empresas locales en la zona.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.