COMPARTE


Señaló que uno de los puntos es una explicación del supuesto plan de magnicidio. (Foto EFE)

EFE

El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) instaló este martes su XIII reunión en Caracas con una agenda que incluye la situación que vive Venezuela y los proyectos del grupo en materia económica.

“Este Consejo Político del ALBA en primer lugar ha sido convocado como un gesto de solidaridad de nuestros hermanos de la Alianza Bolivariana con Venezuela, con el pueblo venezolano con el derecho del pueblo venezolano a vivir en paz y a ser respetado en su independencia, en su soberanía”, dijo el canciller venezolano, Elías Jaua, al instalar la reunión.

Jaua señaló que uno de los puntos de la reunión es una explicación del ministro venezolano de Interior, Miguel Rodríguez Torres, sobre “el proceso de intento de derrocamiento violento por parte de la oposición venezolana al Gobierno”, así como los “planes magnicidas” contra el presidente Nicolás Maduro.

El canciller aludió así a una denuncia del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sobre la existencia de un plan para generar desestabilización y sacar a Maduro del poder, mediante las protestas en las calles, un supuesto intento de golpe de Estado ya abortado y un presunto intento de magnicidio.

El PSUV argumentó esos planes en una serie de correos electrónicos supuestamente pertenecientes a políticos de la oposición y que éstos han denunciado como falsos.

Estas denuncias se produjeron a punto de cumplirse cuatro meses de las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, que han dejado un balance oficial de 42 muertos, más de 800 heridos y cientos de causas abiertas.

El ministro venezolano señaló que también darán detalles a los miembros del consejo que forman los cancilleres del ALBA la “política de injerencia” de voceros del Gobierno y del Congreso de Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela.

En materia de asuntos relacionados con la agenda del ALBA, se revisarán de los avances del tratado constitutivo del ALBA-TCP (Tratado de Comercio de los Pueblos), y la planificación de las reuniones cumbre y eventos en el marco de la celebración el 14 de diciembre de los 10 años de fundación de la organismo.

También se hará una evaluación de las reuniones de países afectados por las empresas trasnacionales, que hará Ecuador, que denuncia una “agresión” de la petrolera estadounidense Chevron, y los avances de la Zona Económica ALBA-Petrocaribe, acuerdo firmado en diciembre pasado.

Jaua destacó que el ALBA-TCP tiene “grandes desafíos y grandes retos después de haberse convertido en una referencia para la integración política y social” en el continente.

“Ahora el ALBA tiene como propósito también avanzar en algo que es fundamental para el sostenimiento de la paz y la independencia, que es el desarrollo económico productivo y complementario de nuestros países”, dijo.

También subrayó el apoyo a la próxima Cumbre Extraordinaria del G-77 más China, que tendrá lugar en Bolivia el fin de semana. La ALBA está formada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.