COMPARTE


Un “no” decidido y con fuerza se escucha de los consumidores. (Foto Andrews Abreu)

Dayrí Blanco

Tres, cuatro y hasta cinco establecimientos visita en un día de compras normal Olga Piñero. En cada uno logra adquirir lo que el abastecimiento limitado del día se lo permita. Pero ese recorrido ya no lo podrá hacer de forma libre de ser aceptada la propuesta del Defensor del Pueblo. La idea es que en todos los supermercados públicos y privados la venta se programe por el terminal del número de cédula de los clientes.

Un “no” decidido y con fuerza se escucha de los consumidores a los que se les plantea esa posibilidad. Tarek William Saab asomó esa opción junto al anuncio de despliegue de funcionarios, sin determinar de que institución, para garantizar orden y control en las colas.

Es un sistema que no ha funcionado en Bicentenario, dijo María Arias mientras esperaba por dos paquetes de harina de maíz en un supermercado privado de la avenida Bolívar norte. Ha intentado comprar en el antiguo Éxito de Valencia pero no lo ha logrado. Cada vez que, de acuerdo al último número de su documento de identidad acude al lugar no hay abastecimiento de productos básicos que están marcados con el sello de la escasez. “Es cuestión de suerte”, expresó para explicar la mercancía es despachada de manera intermitente. Por eso le ha tocado ir a Bicentenario un día después o dos antes de la llegada de pollo, leche o carne.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.