COMPARTE


Consumidores afirmaron que semanalmente se incrementa el precio de las legumbres. (Foto José López)

Xulamy Fernández Lovera || xfernandez@el-carabobeno.com

Porteños que comúnmente asisten a los mercados populares de verduras y hortalizas, ubicados en las urbanizaciones Santa Cruz y San Esteban con el fin de comprar a menor precio, mostraron su asombro ante el repunte en el valor de las legumbres este fin de semana.

Todo está muy caro y por más esfuerzos que hemos hecho en presentar los vegetales al menor costo posible, es una tarea que se ha vuelto imposible. Compramos a los mayoristas, quienes semanalmente aumentan hasta en un 70 por ciento los precios, por ende nos vemos obligados a hacer lo mismo, dijo Carmen María Soto, vendedora de legumbres en San Esteban.

La dama apuntó que si bien los consumidores buscan los mercados populares como alternativas más económicas con su bolsillo, les cuesta comercializar los alimentos. Dijo que han tenido que vender las verduras en “combo” para así lograr que la mercancía tenga salida.

La cebolla cuesta alrededor de 100 bolívares el kilo, el tomate desde 80 hasta 90 bolívares al igual que el pimentón. Las zanahorias se venden en 60 así como el ají dulce y las papas, indicó Soto.

La vendedora precisó que en el caso de las verduras surtidas, que son compradas para la elaboración de sopas, fácilmente el comprador puede gastar más de 400 bolívares. En estas se incluye ñame y auyama, que tienen un valor aproximado de 80 bolívares el kilo cada una.

No queremos perder a nuestra clientela, pero estamos atados de manos y pies. La situación del país es mala así el Gobierno quiera disfrazar todo. No podemos vender a menor costo porque entonces no tenemos ningún margen de ganancia. Somos padres y madres de familia y estas ventas de legumbres es nuestro único sustento, expresó con preocupación Soto.

“Hay que hacer magia para estirar el dinero”

Marina Franco, compradora asidua del mercado de verduras de Santa Cruz, conocido popularmente como El Mercadeo, dijo que debe hacer “magia” para que el dinero le alcance y así poder comprar alimentos en el mencionado sitio.

Franco destacó que esta era una de las pocas opciones baratas que quedaban en la ciudad y ahora le resulta imposible dirigirse al sitio con apenas 600 bolívares. Agregó que ha conseguido todos los rubros elevados.

El precio del tomate y la cebolla aumenta cada semana sin que nadie haga nada a favor de los compradores. El encarecimiento de los alimentos nos está llevando a pasar hambre, señaló.

La declarante precisó que el valor del ocumo no se queda atrás, hace un mes se podía encontrar hasta en 50 bolívares el kilo, pero este sábado hizo la compra del mismo en 90 bolívares.

Honestamente ir a los mercados populares a hacer compras ya no es una opción barata, las verduras se han vuelto mucho más caras y ya quienes debemos hacer mercado semanalmente no sabemos qué opción tomar y que beneficie nuestro bolsillo, concluyó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.