COMPARTE


Pacientes hicieron cola todo el día. (Foto Andrews Abreu)

Ana Rodríguez Brazón || arodriguez@el-carabobeno.com

El drama de los pacientes con VIH no termina. Más de 500 personas aguardaron desde muy temprano en la farmacia de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), en busca de las medicinas, pero los nuevos controles y el poco inventario hicieron el proceso engorroso. Algunos consiguieron lo que buscaban, otros regresaron a sus casas con el miedo a recaer, pues en agosto los remedios no aparecieron y la última vez que los recibieron fue en julio.

En la larga fila y con el desespero por vivir, pacientes lamentaron las falsas promesas de voceros del Ministerio de Salud, quienes han prometido que el suministro sería oportuno. En el lugar solo funciona una taquilla.

Eduardo Franco, presidente de la fundación Manos Unidas Por la Vida (Mavid), acompañó a los afectados. Se quejó de la poca seriedad del ministro Francisco Armada, pues los pacientes corren el riesgo de que sus organismos generen resistencia al tratamiento.

Hasta hace unos días los retiros podían realizarse en la farmacia del Centro de Atención Integral de Enfermedades de Transmisión Sexual (CAI), pero ahora es en la CHET. El cambio de lugar no es lo único que afecta a los pacientes sino los procesos. Primero deben ir a la antigua sede para buscar los récipes y luego ir al hospital central.

El lunes no solo regresaron sin Prezista, Duovir y Norvir, sino que se encontraron con que debían presentar una fe de vida, por cada récipe una fotocopia de cédula y si es un tercero el que retira, copia del documento de identidad del afectado y de quien retira. Anteriormente solo con la autorización y la cédula era suficiente.

Vidas En Riesgo

Uno de los pacientes, quien prefirió no identificarse, narró que la última vez que recibió el medicamento fue el 15 de julio y que la excusa de la farmacia fue que la nueva entrega sería el 15 de septiembre, sin importar que en agosto su cuerpo no recibió la medicina.

Algunas de las personas ya comenzaron a debilitarse, sin embargo acudieron a la cola a ver si corrían con suerte.

Un paciente envió su testimonio a la redacción de El Carabobeño. Prefirió no identificarse. Comentó que debe tomar Viraday, pero en agosto no lo hizo. “El viernes 29 se informó que llegaría Viraday por lo que me trasladé hasta la CHET a las 8:00 a.m. Me encontré con una multitud de personas que al igual que yo esperaban por su medicamento. Fue todo un caos”.

A las 4:00 p.m el paciente recibió el medicamento, pero continúa con la zozobra de qué pasará el próximo mes cuando deba retirarlo nuevamente.

Se espera que este martes los afectados realicen una protesta para exigir los medicamentos y la normalización en las entregas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.