COMPARTE


(Foto Archivo/El Carabobeño)

AFP

La Corte Suprema de Argentina rechazó indemnizar a una modelo que demandó a los motores de búsqueda Google y Yahoo porque su nombre aparecía ligado a portales pornográficos, según un fallo divulgado este martes.

El tribunal consideró que el trabajo de los buscadores “consiste en una simple recopilación automática de vistas en miniatura que sólo tiene por finalidad permitir a los usuarios acceder a las páginas de Internet que contienen las imágenes originales”.

“Es muy probable que, de seguirse ese criterio objetivo de responsabilidad, terminarán cerrándose muchas bibliotecas, con gran perjuicio de los lectores”, argumentó el tribunal para rechazar la petición de la mujer.

Su abogado, Alejandro Castex, dijo al canal TN que el fallo “es un absurdo jurídico”, y adelantó que llevarán el caso a tribunales internacionales.

La modelo María Belén Rodríguez, de 30 años, inició la demanda contra Google y Yahoo en 2006 cuando descubrió que su nombre e imagen aparecían en portales pornográficos.

En algunos casos, fotos tomadas en sus producciones como modelo aparecían en medio de imágenes pornográficas en sitios vinculados a la prostitución.

“Me trajo millones de problemas, sé que perdí muchos trabajos por eso”, se lamentó Rodríguez al explicar los motivos de la demanda.

La justicia sí hizo lugar a una medida cautelar que ordenó a los buscadores bloquear las vinculaciones de la modelo con los sitios.

Hace casi dos años, Yahoo aceptó la medida y evitó las multas, pero Google no accedió por lo que tuvo que pagar a la demandante 42.000 pesos (5.300 dólares).

Este martes la Corte rechazó un resarcimiento por daños “a la honra de una mujer” por entender que los buscadores carecen de “una obligación de vigilar”, por lo que planteó que les cabe “la inexistencia de responsabilidad”.

En sus argumentos la Corte entendió que no puede “sancionarse al responsable de la ruta que permite acceder al lugar” donde se comete un ilícito bajo “el argumento de que hizo más fácil la llegada a aquél”.

El tribunal tomó la decisión por mayoría, aunque dos de sus cinco miembros votaron en contra.

La modelo reclamaba que los buscadores cuentan con herramientas para prevenir esos enlaces.

Durante el juicio Google argumentó que sólo es intermediario entre los sitios y los usuarios, por lo que desechó responsabilidad en los contenidos.

Google recibe 100 millones de pedidos de eliminación de datos de buscadores al año en todo el mundo, según cifras de la empresa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.