COMPARTE

El Nuevo Herald

La Corte del Distrito Sur de Florida emitió citaciones para
que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, y
otros funcionarios de alto rango del chavismo comparezcan en Miami para
testificar en una demanda por presunta extorsión presentada contra directivos y
periodistas de la publicación comunitaria Doral News y el canal Doral News Tv.

Las citaciones, emitidas bajo pedido de los demandados,
también ordena la comparecencia del gobernador de Aragua, Tareck El Aissami; al
Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Néstor Luis Reverol y al ex
ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez Torres.

“Se le ordena que comparezca en la hora, fecha y a la hora
especificada abajo para testificar y para la toma de testimonio relacionado con
el caso previamente mencionado”, indican las citaciones dirigidas a los tres
funcionarios venezolanos.

La información fue brindada en una rueda de prensa realizada
en la sede de Doral News, donde el presidente editor del grupo, Gianfranco
Napolitano, y la periodista venezolana Patricia Poleo se defendieron de los
alegatos planteados contra ellos en la demanda.

El litigio fue calificado por los demandados como la
continuación de una campaña de “descrédito y de calumnias” emprendida contra el
grupo de medios y contra su personal, y Poleo fustigó la cobertura realizada
por el Nuevo Herald, acusándolo de “reproducir chismes” al citar el texto de la
demanda.

Cabello, El Aissami y Reverol fueron citados para comparecer
ante la corte el lunes 10 de agosto a las 10 de la mañana, para ser consultados
sobre sus vínculos con el empresario venezolano Gianfranco Rondón, quien
aparece como demandante en el caso.

En caso de no presentarse a la audiencia, los demandados
dijeron que enviarán abogados a Venezuela para tomar sus declaraciones en el
país sudamericano.

Rondón, quien no pudo ser contactado para que hiciera
comentarios, alega en la demanda que una serie de reportajes publicados por el
grupo de medios de Doral donde él aparece como un empresario ligado al chavismo
forma parte de un esquema para extorsionarlo y que Napolitano quería que le
pagara $5 millones a cambio de dejar de publicar las historias.

“Napolitano inició un esquema para usar el periódico de
Doral y la estación de televisión de Doral y sus empleados o agentes […] para
extorsionar al demandante [Rondón] al publicar una serie de historias falsas y
difamatorias para afectar negativamente los negocios del demandante, salvo que
el demandante le pagara al acusado Napolitano, cinco millones de dólares para
detener los pronunciamientos difamatorios y nuevas historias despectivas”,
indica el texto de la demanda.

Poleo y Napolitano calificaron esas acusaciones como parte
de una campaña de difamación.

“Tenemos las pruebas contundentes para defendernos de estas
irregularidades, en la cual nos hemos visto víctimas de esta situación”,
expresó Napolitano.

En la rueda de prensa, Poleo dijo que las denuncias que ella
emitió a través de Doral News TV estaban basadas en información que había sido
obtenida a través de la propia página de internet del negocio de Rondón, donde
aparecían una transacciones que involucraban a funcionarios de alto rango del
régimen venezolano.

Según la información mostrada por Poleo, las empresas de
Rondón habrían realizado transacciones con Alexis Ramírez, el actual gobernador
del estado Mérida; Haiman El Troudi, ministro de Transporte; Adán Chávez,
hermano del fallecido presidente Hugo Chávez; y el ex canciller y ex
vicepresidente Elías Jaua.

La información brindada también alega que Rondón realizó
negocios con la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela; y a los
citados Reverol, Rodríguez Torres y El Aissami.

Las transacciones que habrían sido realizadas según los
demandados, incluyen la venta de repuestos para vehículos, motocicletas,
unidades de rastreo de GPS, chalecos antibalas, y dotaciones de investigación
criminal.

Poleo dijo que los equipos suministrados por Rondón a las
autoridades venezolanas violan una disposición del Departamento de Estado que
prohíbe la venta de artículos de defensa a Venezuela, emitida como consecuencia
de la negativa del régimen bolivariano de cooperar en la lucha contra el
terrorismo.

Entre los documentos mostrados en la rueda de prensa está
una serie de páginas que lucen haber sido reproducidos de un sitio en internet.
Según Poleo, estas son impresiones de las páginas que pertenecían a las
compañías de Rondón, pero el material no incluía las direcciones electrónicas
de las cuales fueron supuestamente extraídas.

Poleo reiteró que la intención de sus reportajes era develar
ante el mundo la manera en que empresarios que se han enriquecido a la costa
del chavismo, tratan de codearse con ciudadanos honrados cuando están de viaje
por Estados Unidos.

“A estos tipos, que son llamados enchufados, boliburgueses,
quieren tener lo mejor de los dos mundos. En Venezuela disfrutan de los
negocios que hacen con el gobierno en Venezuela y luego pretenden vivir aquí en
los Estados Unidos como si fueran opositores, con el dinero malhabido”,
manifestó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.