COMPARTE

Sara Pacheco

Eran las 2 a.m. cuando Yasmely Espinoza escuchó a su hijo de siete años quejarse en su cama. No escuchó ruido, ni voces, muchos menos el origen del dolor de su niño. Yasmely vive en el barrio Las Flores, un sector popular de la parroquia Miguel Peña. Como en cualquier sitio, hay delincuencia pero su gente aprecia las calles y casas que los vieron crecer. 

Una bala había entrado por el techo de zinc de su casa. Mientras su hijo dormía le atravesó el estómago, pasando muy cerca de la columna. “No siento las piernas”, fueron las palabras que estremecieron a la madre. Sin embargo, por divinidad o destino, el hoy joven de 16 años, es parte de la selección de fútbol de Carabobo.

El hecho fue razón suficiente para que Yasmely se dedicara, junto a su esposo a entrenar jóvenes del sur de Valencia, que en ocasiones no tienen dinero para zapatos o un buen ejemplo en su hogar, pero que con deporte se alejan de las armas, ocio y calles. 

Yo tuve un club con 300 niños, muchos han salido de los malos pasos. Soy como una madre para ellos, de hecho me dicen “mamá”, comentó. El “Club Deportivo del Sur” cuenta con 70 miembros, sin embargo deben emigrar a otros sectores, pues la cancha de su comunidad no posee las condiciones esenciales para el entrenamiento. 

No hay alumbrado, lo que representa un factor de riesgo. Las prácticas se realizan a partir de las 6 p.m. y se extienden a las 8 p.m. Las mallas de los arcos de fútbol y cesta de baloncesto son inexistentes. La pintura se mantiene desde la primera gestión de Edgardo Parra, o lo que queda de ella. 

Son los propios vecinos quienes se encargan de cuidarla. Junto a Aída Parra, hay un equipo de vigilantes voluntarios que resguardan las instalaciones. 

A pesar de que la denuncia se ha llevado ante el Instituto de Deporte de Valencia, no se ha manifestado respuesta alguna.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.