COMPARTE

Nayibeth Silva Molero || @nayibethsilva

Miguel Cabrera es más que historia, al ser un rey entre reyes. Las dificultades pasaron a segundo plano para un venezolano que no deja de escribir capítulos dentro de las Grandes Ligas, al consagrarse con su cuarta corona de bateo en los últimos cinco años y sacudir su vuelacercas número 18 en la Liga Americana durante la presente campaña. 

A pesar de haber estado seis semanas fuera de acción a consecuencia de una lesión en el muslo, los números hablan por sí solos del talento que posee el criollo de los Tigres de Detroit, al igualar con esta hazaña a grandes figuras como Cap Anson (Cachorros de Chicago en 1888), Harry Heilmann también con Detroit (1927), Roberto Clemente (Piratas de Pittsburgh en 1967) y con este último uniforme lo hizo Bill Madlock en 1983. 

Más sitios se suman para esta gran figura, siendo Cabrera el noveno jugador en la historia de las Grandes Ligas en ganar cuatro títulos en un lapso de cinco años, al unirse a Wade Boggs, Rod Carew, Ty Cobb, Tony Gwynn, Rogers Hornsby, Nap Lajole, Stan Musial y Honus Wagner. 

El nativo de Maracay se convierte en el tercer jugador de esta franquicia en obtener cuatro coronas, acompañando a Ty Cobb (1907-09, 1911-15, 1917-19) y Harry Heilmann (1921, 1923, 1925 y 1927). 

Más allá de ser un integrante en este selecto listado, hablar de Miguel es superar todas las expectativas a nivel ofensivo de los últimos años en suelo americano. Lograr este título de bateo ante un panorama donde los inconvenientes de salud estuvieron latentes durante la temporada regular, no fue impedimento para que el toletero venezolano llegara a la cima donde lo esperaban grandes nombres de la pelota estadounidense. 

La confianza que han depositado en Cabrera es notoria, siendo una de las cartas más fuertes para Detroit en sus planes de poder concretar un campeonato de la mano del astro maracayero, pieza que es fundamental para el mismo gerente general Al Avila. 

Ya son cuatro títulos de bateo en sus manos y gracias a ello el bateador derecho se mantiene como el criollo con más coronas en la Gran Carpa, quien ya lo había conseguido en el 2013, 2012 y 2011. Otros grandes de nuestro país han logrado esta misma hazaña por una sola ocasión, como es el caso de Andrés Galarraga (1993), Magglio Ordoñez (2007), Carlos González (2010) y José Altuve (2014). 

En resumidas cuentas para Venezuela es su quinto representante en posicionarse en lo más alto de la distinción, convirtiéndose en la representación extranjera con más cetros en el mejor beisbol del mundo. 

A sus 32 años de edad, el maracayero cerró la zafra con .338 de average, seguido por su rival más cercano el curazoleño Xander Bogaerts de los Medias Rojas de Boston al cerrar en .320. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.