COMPARTE

Los pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia son
susceptibles a infecciones, debido a que su sistema inmunológico no se
encuentra en capacidad óptima de eliminar a los agentes infecciosos. Hoy en día
hay terapias farmacológicas que junto al cumplimiento de normas de salubridad,
ayudan a evitar los problemas asociados al debilitamiento parcial de las
defensas del cuerpo.   

La doctora Ada Hernández, hematóloga y pediatra, explicó que
la quimioterapia se utiliza para el tratamiento de leucemias, linfomas y
tumores sólidos, con el fin de eliminar las células malignas. Agregó que esas
sustancias también causan la muerte de 
células normales por un período de tiempo que, aunque corto, es
suficiente para generar la disminución severa de unos glóbulos blancos llamados
neutrófilos, indispensables para combatir los virus o bacterias que puedan
entrar en el organismo.

En los exámenes de sangre, sobre todo el denominado recuento
de glóbulos blancos, los especialistas pueden notar la cantidad de células que
integran el sistema inmune. Hernández, quien es docente adjunto del Servicio de
Hematología del Hospital Universitario de Caracas, refirió que una cantidad de
neutrófilos menor a 1.000 en un microlitro de sangre, origina un síndrome
denominado neutropenia febril, el cual puede ser mortal.  

Este síndrome que es tratado con antibióticos de alto
espectro, en casos severos puede retrasar o reducir las dosis de quimioterapia
que se tenían programadas, comprometiendo de esta manera la intensidad y la
eficacia del tratamiento. Tener esta complicación también genera incremento de
gastos asociados a hospitalización y la farmacoterapia.

Para fortalecer el sistema inmune       

La doctora Hernández, quien también es asesora de la línea
Hemato-Oncológica de Laboratorios Nolver en Venezuela, acotó que las guías
médicas mundiales para el manejo de la neutropenia, aprueban el uso de
antibióticos como terapia preventiva y la colocación de unos factores que
estimulan a las células en la sangre a crear las defensas del cuerpo, con el
objetivo de acortar los períodos de neutropenia y fortalecer el sistema inmune.

Dentro de esos factores estimulantes se encuentra el
medicamento filgrastim. “La idea es estimular a las células de la médula ósea,
conocidas como serie mieloide, con el efecto inmediato de generar y madurar lo
más rápido posible a los neutrófilos, para de esta manera acortar el período de
propensión a infecciones graves”, añadió la especialista. 

De acuerdo con la hematóloga, la diferencia entre los
compuestos farmacológicos está en que el pegfilgrastim tiene una vida media más
larga y puede colocarse aproximadamente cada 3 o 4 días, mientras que el
filgrastim se coloca diariamente. Recalcó Hernández que estos medicamentos solo
deben ser suministrados siguiendo la indicación de los especialistas en
hematología y oncología. 

Acciones en casa

El paciente y sus familiares pueden contribuir
significativamente para prevenir infecciones durante los ciclos de
quimioterapia. La especialista asesora de Laboratorios Nolver recomienda, en
primer lugar, extremar las condiciones de higiene y limpieza del hogar,
mantener las manos bien limpias y hacer uso de medios de aislamiento como
tapabocas.

En cuanto a la comida se aconseja que los alimentos sean
preparados exclusivamente en  casa, donde
se tenga control de normas estrictas de higiene e ingerir agua mineral hervida.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.