COMPARTE


Las familias refugiadas no saben nada sobre su futuro . (Foto Larry Soto)

Darío Sánchez García || [email protected]

Caras de resignación y tristeza se ven por doquier en la Casa de los Pastores de Aguas Calientes, en el municipio Diego Ibarra, lugar donde conviven desde hace tres años 35 adultos y docenas de niños, que perdieron sus viviendas por la crecida del Lago de Valencia.

No hubo visitas de representantes del gobierno local, regional, ni nacional durante el 2014, expuso Ada Ortiz.

En el año que recién terminó hubo una total desatención de la alcaldía y del Ministerio de Vivienda sobre la adjudicación de las casas.

Al menos, en 2013 hubo anuncios breves sobre la situación de los refugiados, pero en el 2014 se evidenció un desinterés total de las autoridades sobre esta situación, explicó Ortiz.

La espera ha sido larga para Arlenis Utrera y su familia , quienes no tienen idea de lo que será de ellos en un futuro inmediato. La casa que construye la Misión Vivienda Venezuela y que les corresponde aún no ha sido terminada en la urbanización Rosa Inés. Como ellos, cientos de personas más esperan desde hace mucho tiempo la asignación de casa cuyas fechas de entrega han sido incumplidas dos veces.

Isabel Torrealba y sus seis hijos esperan por la ayuda del Gobierno. Ninguno de los menores estudia. Considera que su situación particular debe estar entre las prioridades de la asistencia social.

El Gobierno nacional, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, no ha cumplido sus promesas, centenares de familias esperan su techo propio nada más en Diego Ibarra. Docenas de ellas se construyen lentamente y con constantes períodos de paralización en los sectores Renacer de Dios y Rosa Inés.

Las seis familias que se encuentran en esta situación provienen del sector La Línea, en La Cabrera y de la parcela campesina Las Cotúas.

Jhonny Rivas, director de Desarrollo Municipal de la Vivienda de la alcaldía, informó en noviembre de 2014, en contacto telefónico, que 930 familias viven en condiciones de alto riesgo en el municipio.

El funcionario destacó que para todas ellas habrá soluciones habitacionales en urbanizaciones que se construirán en La Granja, La Vaquera y detrás del sector El Cujizal, pero no mencionó la situación de los refugiados de la Casa de los Pastores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.