COMPARTE


(Foto El Carabobeño)

El 8 de marzo, un grupo significativo de personas, muchas de ellas a bordo de motos, irrumpió en los terrenos de la antigua carpintería Carpaca, en la avenida 9 de Mayo de las Parcelas de El Socorro. Menos de un mes tenía esta ocupación ilegal cuando fue publicado en la Gaceta el decreto que prohíbe las invasiones emitido por el gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, pero al parecer este no opera con retroactividad.

Cuando esa ocupación ilegal se concretó, los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que acudieron al llamado de los propietarios no desalojaron a los invasores. Por el contrario, les explicaron cómo organizarse.

Como consecuencia, un galpón que existía en el lugar fue destrozado. Quitaron las láminas de zinc del techo las cuales, según versión de vecinos, fueron vendidas en 10 mil bolívares a un pequeño comerciante del lugar. También vendieron las vigas y se apoderaron de máquinas industriales de carpintería.

Tres días más tarde, el 11 de marzo, los mismos invasores ocuparon ilegalmente los terrenos del Haras Buena Suerte, doce hectáreas dispuestas para la siembra de hortalizas y la cría de caballos. Todos los árboles, incluidos los frutales, fueron destrozados. Ya no existe ni un centímetro de siembra.

Maquinaria y equipos guardados en los galpones y caballerizas también fueron robados. Ambos robos fueron reportados al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Nada ha pasado

Funcionarios políticos de la Gobernación de Carabobo y del partido de gobierno han estado en el sitio. Ya censaron a 840 personas. Muchos levantaron ranchos que vendieron entre 5 mil y 30 mil bolívares, dependiendo de los materiales. Los motorizados tienen presencia permanente en el lugar. Ellos serán objeto de los beneficios de vivienda que el decreto de Ameliach Orta expresamente prohíbe a quienes se apoderen de tierras que no les pertenecen.

Apenas unos días después de iniciada la invasión, se produjo el robo a dos trabajadores de Petrocasas que tienen dos años laborando en el lugar y nunca habían sido víctimas de una acción vandálica como esta.

En esta invasión ya se registró un muerto en enfrentamiento entre los ocupantes ilegales, hubo una violación de una menor de edad y se conoce de la grabación de videos pornográficos en lo que fueron las caballerizas.

Ni Gustavo Pulido, secretario de Gobierno, ni el general Arquímedes Herrera Ruso han enviado a algún cuerpo de seguridad al lugar a imponer el orden que les exige el decreto de prohibición de invasiones emitido por el gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach Orta. (CG)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.