COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | lborrero@el-carabobeno.com

 

Siempre le llegan las llamadas telefónicas. Unas más tristes
que otras. Son de amigos o conocidos, pero la mayoría profesores. Se están
yendo del país a buscar nuevas y mejores oportunidades fuera de Venezuela.
“Nadie quiere ser profesor con esos salarios”, lamentó monseñor Reinaldo Del
Prette, arzobispo de Valencia.

En la inauguración del Encuentro Nacional de Pastorales
Universitarios, que se extenderá hasta este domingo, Del Prette hizo una
profunda reflexión sobre la crisis de las casas de estudio. El último aumento
salarial no satisface las necesidades de profesores, recordó. “No tiene
absolutamente nada que ver con el índice de inflación”. A su juicio, el
problema parece no tener solución en corto plazo.

¿Quién querría estudiar educación para ganar un salario
nimio?, cuestionó. Es parte de la distorsión total que sufre la sociedad. En la
calle se consigue mucho más dinero revendiendo productos que estudiando por
años para sacar una licenciatura.

—¿Qué le diría al
ministro Manuel Fernández?

—Hay que comenzar por dignificar el trabajo de los
profesores. Sin ellos no hay ninguna posibilidad de salir adelante. No conozco
a ningún país, ni Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, que haya
resurgido sin educación. Eso es lo primero.

La Iglesia ve escasez de alimentos y otros problemas que ya
son comunes para los ciudadanos. La debacle económica debe ser atendida cuanto
antes. La falta de productividad está acabando con el nivel de vida del
venezolano. “Lo que sí es claro es que así no podemos continuar. Debemos
arreglar esto. Con mucho dialogo, desde luego”.

A los jóvenes no se les presenta una alternativa para su
futuro. La situación económica es grave. Por eso muchos deciden irse. “Estar no
les representa una alternativa para construir una familia, desarrollar su
profesión, y no lo ven posible dentro de la situación del país”.

El Encuentro Nacional de Pastorales Universitarios,
celebrado en el Colegio Universitario de Administración y Mercadeo (CUAM) de
Valencia, congrega 18 delegaciones de jóvenes cristianos que practican el
mensaje eclesiástico en los campus. La actividad está avalada por la
Conferencia Episcopal Venezolana y funciona como una herramienta para rescatar
valores, agregó Bernardo Araya, directivo del CUAM.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.