COMPARTE

Alfredo Fermín  |  afermin@el-carabobeno.com

En  la celebración del
nacimiento de Jesús, el arzobispo de Valencia, Reinaldo Del Prette, afirmó que
los venezolanos tenemos que reconciliarnos “a pesar de todo,  para que 
tengamos la verdadera paz que  no
es  la carencia de la guerra, sino la que
brota del amor  de Dios, llenando  nuestros corazones para darnos plenitud de
amor”.

Monseñor Del Prette hizo esta afirmación en la homilía que
pronunció durante la solemnidad de la noche de Navidad, en la Catedral, con una
espléndida ceremonia que concelebró con el párroco Pedro De Freitas. El templo
que acaba de ser restaurado estrenó una iluminación que  conserva sus antiguas lámparas clásicas y
lució guirnaldas con flores de pascua en las columnas; macetas de crisantemos
blancos en el altar mayor que podían apreciarse, junto con la ceremonia, en pantallas
de televisión.

El ministerio musical estuvo a cargo de la agrupación Fogón
y Tambor, dirigida por don Pedro Paiva, quien interpretó   una misa criolla poniendo  una 
alegría  que agudizó el entusiasmo
presente en la celebración.

Después de las lecturas, monseñor Del Prette,  luciendo una casulla dorada, pronunció la
homilía que inició destacando que la 
Nochebuena es  la luz que rompe
las tinieblas con el nacimiento del niño nacido en un pesebre de Belén, que
viene  a cambiar nuestros corazones como
príncipe de la paz.

Antes de finalizar su sermón, monseñor Del Prette dijo
que  Venezuela nos está pidiendo que
apartemos conceptos e ideologías y pongamos, al venezolano, en el centro de
nuestra historia porque somos hijos de un mismo padre, miembros de una misma
comunidad y con Jesucristo, el amor y la solidaridad podemos recuperar a un
país unido, positivista para un futuro promisor, con la  paz que brota del amor de Dios y llene
nuestros corazones. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.