COMPARTE


Trujillanos dominó desde el arranque. (Foto Photo Rephort)

Deportivo La Guaira ganó el primer título de su historia, tras vencer a Trujillanos en los penaltis 4-3 en el choque de vuelta de la final de la Copa Venezuela, que se disputó en un repleto Estadio “José Alberto Pérez” de la ciudad de Valera.

Todos los cobradores de penales de La Guaira, Luciano Ursino, Armando Carrillo, Imanol Iriberri y Oscar González, convirtieron sus disparos. Hicieron efectivos sus intentos por Trujillanos Argenis Gómez, Sergio Álvarez y Maurice Cova, pero los fallos de James Cabezas, cuyo tiro fue tapado por el arquero Luis Rojas, y Fredys Arrieta, que pateó por encima del arco, dieron el trofeo al equipo del litoral central.

Rojas, ex jugador del equipo amarillo y marrón, había entrado como suplente por Renny Vega, con el tiempo reglamentario cumplido y la misión de encargarse de la definición desde los doce pasos. A los penaltis se llegó tras un empate 1-1 en el estadio José Alberto Pérez de Valera.

Trujillanos dominó desde el arranque, pero fue La Guaira la que se puso en ventaja en el minuto 48 por un cabezazo del argentino Iriberri a centro de Franklin Lucena. La oncena de Leo González y Pedro Vera defendió al límite la ventaja; sin embargo, en el 84, Arrieta igualó.

Así, la eliminatoria quedó con un global de 2-2, después del pacto por idéntico marcador del miércoles pasado en el Olímpico. Con este campeonato, La Guaira ganó el boleto a la Copa Sudamericana 2015 y este fin de semana podría coronarse también campeón del Apertura.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.