Las monedas fueron localizadas hace dos semanas por buceadores. (Foto EFE)

EFE

Un grupo de submarinistas descubrió de forma fortuita frente a la costa de la ciudad histórica de Cesarea el hallazgo más importante de monedas antiguas de Israel, que incluye 2.000 piezas del período Fatimí, de hace aproximadamente un milenio.

«Se trata del hallazgo más importante de monedas encontradas en Israel, con el que podemos comprender mejor la rica economía bajo esta dinastía musulmana», explicó hoy a Efe Jacob Sharvit, responsable de la unidad marina arqueológica investigadora.

Las monedas fueron localizadas hace dos semanas por buceadores en el suelo marino de este lugar histórico y al intuir la importancia del pecio informaron al responsable del club de buceo de Cesarea, que a su vez dio cuenta del hallazgo a la división marina de Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Desde entonces, la autoridad ha llevado a cabo numerosas inmersiones y gracias a un detector de metales se han desenterrado dos millares de monedas, que pesan en total 6 kilogramos, aunque los expertos creen que puede haber muchas más aún soterradas.

Entre las piezas hay dinares, medios dinares y monedas de un cuarto de dinar de diversos tamaños y peso, pertenecientes a diversos reinados del período Fatimí, que gobernó el norte de África y Palestina a comienzos del siglo X.

Los arqueólogos sugieren que las monedas pudieron haber viajado a bordo de un barco que naufragó cerca de la orilla mediterránea.

«El descubrimiento de semejante cantidad de monedas con un importante valor económico en la antigüedad nos lleva a barajar varias hipótesis sobre su localización en el fondo marino», manifestó Sharvit.

Una de ellas apunta a que se trató de un tesoro oficial a base de impuestos recaudados, que viajaba en una embarcación que navegaba hacia el gobierno central, que en la época se encontraba en Egipto.

Pero no es la única, otra de las teorías indica que «probablemente las monedas tenían como destino el pago de salarios a guarniciones militares fatimíes estacionadas en Cesarea y que protegían la ciudad», abunda el investigador.

Tampoco se descarta la hipótesis de que el dinero perteneciera a un gran barco mercante que comerciaba entre diferentes ciudades costeras que serpenteaban en el Mediterráneo, donde se hundió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.