COMPARTE


La operación militar de búsqueda comenzó la mañana del viernes y continua este sábado. (Foto EFE)

EFE

Fuerzas de Seguridad israelíes han detenido a una docena de palestinos en la región de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, durante la operación de búsqueda de tres colonos judíos desaparecidos desde el jueves, informó este sábado la prensa local.

Según la agencia de noticias local Maan, fuerzas israelíes irrumpieron durante la noche en viviendas de las aldeas de Dura, al-Samu, Tarqumia, Beit Kahil y el barrio de Abu Sneina, en Hebrón, y arrestaron a diez hombres y dos mujeres que están siendo interrogados.

Además, unidades de combate israelíes penetraron en la aldea beduina de Rahat, en el desierto del Neguev, y registraron inmuebles donde en otras ocasiones se han refugiado trabajadores ilegales de Cisjordania.

Las tropas también se han apropiado de las grabaciones de cámaras de seguridad privadas en Hebrón y prohibido acerca de 300 personas abandonar la zona.

La operación militar de búsqueda comenzó la mañana del viernes y continua este sábado, con miles de fuerzas terrestres del Ejército y la policía israelí sobre el terreno, puestos de control, registros continuados y uso de aviones pilotados a distancia (drone).

Unos 2000 efectivos de las fuerzas de elite paracaidistas han sido enviados a la zona, donde también trabajan en la búsqueda miembros de la Brigada Kfir.

El objetivo es hallar a tres adolescentes que al parecer fueron vistos por última vez el jueves por la noche cerca de la colonia judía de Gush Etzion, situada al sureste de Hebrón, cuando hacían auto-stop tras salir de la yeshivas (escuela judía).

Los desaparecidos han sido identificados como Eyal Yifrah, de 19 años, estudiante de la yeshiva “Shavei Hevron”, Gil-Ad Shayer, de 16 y Naftali Frenkel, también de 16, ambos estudiantes en la yeshiva “Makor Haim”.

“Hemos intensificado el despliegue esta mañana con soldados de la unidad paracaidista. Trabajamos en todos los escenarios”, explicó a la prensa el portavoz del Ejército israelí, Peter Lernet.

Su jefe, el ministro israelí de Defensa, Moshe Yalon, añadió que se ha incrementado también el despliegue de los servicios secretos internos (Shin Bet) y que se trabaja con la hipótesis de que están vivos y podrían haber sido secuestrados.

Testigos indicaron el viernes a la agencia de noticias local Maan que los jóvenes consiguieron hacer una llamada al Ejército antes de que la línea telefónica se cortara, y que el rastreó concluyó que se hizo desde la zona Dura.

En este mismo área se investiga un coche con matricula israelí, aparentemente robado, que fue incendiado la noche del jueves, y que podría estar relacionado con los hechos.

El viernes, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocó una reunión de seguridad para evaluar la situación con el propio Yaalon, el jefe del Shin Bet, Yoram Cohen, y el comandante jefe del Ejército, Benny Gantz, que dirige las operaciones sobre el terreno.

Las autoridades israelíes contemplan la posibilidad de que los tres jóvenes -uno de ellos con nacionalidad estadounidense- hayan sido secuestrados por grupos radicales islámicos y hacen responsable de su destino a la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

A este respecto, el canal 2 de la televisión israelí informó anoche de que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, telefoneó anoche al presidente de la ANP, Mahmud Abas, para pedirle que colabore en la búsqueda.

Los servicios de seguridad palestinos han emprendido ya esa colaboración, pero la ANP ha recordado también que los jóvenes estaban en “área C”, que según los acuerdos de Oslo (1993) está bajo control absoluto de Israel.

En este sentido, los investigadores creen que los autores del posible secuestro pertenecen a una célula profesional, bien entrenada, y que podrían intentar abandonar Cisjordania rumbo a la vecina Jordania.

Hebrón es la ciudad más poblada de Cisjordania, con cerca de 250.000 habitantes y unos 800 colonos radicales judíos que viven en su interior, fuertemente protegidos por el Ejército, que ha segregado la ciudad y convertido su centro histórico en una zona fantasma.

Alrededor de ellos existen otras colonias -ilegales según la ley internacional- como la de Kiryat Arbaa, una de las más radiales de Israel.

El pasado abril, un mando del Ejército israelí fue tiroteado en una de las carreteras que cruzan Hebrón, en un incidente que no ha sido esclarecido y del que las autoridades israelíes apenas han querido aportar información.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.