COMPARTE

ayrí Blanco

El Gobierno miente o hay lazos de corrupción que se tejen dentro Bolivariana de Puertos (Bolipuertos). No hay más opciones. En 2011 se anunció la construcción de un terminal marítimo de aguas profundas en Puerto Cabello. Se desconoce el monto de inversión. Pero la empresa china encargada de la obra se retiró del lugar el año pasado por falta de pago y el trabajo no tiene ni 20% de ejecución. 

“Eso hay que investigarlo”, advirtió la diputada a la Asamblea Nacional (AN), Deyalitza Aray. La idea era tener una capacidad de carga adicional de ocho mil contenedores dentro de lo que sería una Zona Económica Especial (ZEE) la ampliación de la refinería El Palito, y el desarrollo de nuevas vías terrestres, entre ellas, las ferroviarias. Nada de eso se ha hecho. 

La parlamentaria señaló que es evidente que la corrupción se instaló en los puertos del país. Se hace urgente una auditoria para desenmascarar todos esos actos ilegales que ahí se realizan. Destacó que existe una empresa brasilera que maneja el monopolio de importación de alimentos que realiza Venezuela, “eso no puede ser. Algo se debe estar desviando ahí”. 

Desde 2013 los anuncios de llegada de mercancía eran cada vez mayores. Desde el ministerio de Alimentación se hacían con orgullo. Cerca de dos mil contenedores al día se descargaban en los muelles de Puerto Cabello y La Guaira. Ese número ha caído considerablemente. Al cierre de 2015 se registraban entre los dos terminales menos de 500. 

Vicios portuarios

Desde hace dos años se ha solicitado una inspección en las instalaciones portuarias y sus procesos internos. “Hay muchos vicios. Todos los mecanismos del proceso de importación ha sufrido desmejoras”, aseguró y pidió una investigación a fondo del sistema de grúas que hace el traslado de los contenedores, el de seguridad con rayos x para visualizar la mercancía, y mantenimiento de las infraestructuras. 

La Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) maneja el 80% del presupuesto del Ministerio de Alimentación, y es el ente encargado de todas las importaciones. “Eso también hay que auditarlo porque no se justifica que el Gobierno durante los últimos años anuncie llegada de mercancía y los anaqueles están vacíos”. 

Pese a los rumores de alimentos descompuestos en Puerto Cabello, Aray indicó que no hay confirmación de ello, pero de ser verdad “sería criminal que el Ejecutivo haya permitido eso”. Recordó que a mediados de 2010 fueron detectadas 130 mil toneladas de alimentos vencidos como una demostración clara que el Gobierno no tiene capacidad de almacenamiento ni de distribución. En esa oportunidad se hizo una importación de 100 gandolas para Logicasa, empresa estatal encargada de la distribución, y el trámite de nacionalización tardó un año.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.