COMPARTE

Dayrí Blanco

 

Julián Arteaga nunca había visto su negocio tan vacío. Este
año ha sido difícil, pero los últimos días la situación se ha agudizado. Desde
hace un mes no recibe ni el mermado suministro de cauchos al que se había
acostumbrado. Su inventario está en cero pese a ser un distribuidor autorizado
de una de las fábricas de neumáticos de la región. Sus clientes se anotan en
una lista con la que difícilmente cumplirá.

Su historia se replica en los diferentes centros de
comercialización. El que administra Pedro Bolívar es de la firma Good Year.
Ahí, el mes de junio culminó sin recibir el pedido de mayo. Y desde la planta
que le surte no le han confirmado cuando se reanudarán los despachos.

En otros establecimientos han ideado un sistema digital de
solicitud de citas para la compra de cauchos, pero ante la merma en el
suministro hace dos semanas se suspendió este mecanismo. “Es imposible cumplir
con las programaciones hechas”, dijo Mauricio Acosta, encargado de un agente
autorizado Firestone al que mensualmente le despachaban 50 unidades desde
enero, de las 600 que les surtían antes del inicio de la crisis de materia
prima de la fábrica. Ya tiene tres semanas con el inventario totalmente
agotado.

El año pasado el gerente de una agencia Pirelli compraba un
container de cauchos con aproximadamente 700 unidades al mes. Ahora le llegan
menos de cien, pero desde hace 38 días la dotación ha sido nula.  

Por ahora estos comercios se limitan a hacer alineación y
balanceo, pero los resultados no han sido los esperados. A la mitad ha caído
este tipo de trabajo debido a que los clientes van con los neumáticos tan
deteriorados que es imposible hacerles el servicio.

En Carabobo entre las tres plantas (Firestone, Pirelli y
Good Year) existe una capacidad instalada de producción de 22 mil 500 unidades
diarias,  de las que actualmente solo se
manufactura el 40% por las fallas en la asignación de divisas para la
importación de materia prima que en su mayoría proviene de Asia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.