La rectora de la UC, rechaza la opresión a los medios de comunicación. (Foto Archivo/ El Carabobeño)

Las medidas gubernamentales que controlan la adquisición de divisas por parte de los medios de comunicación social escritos en Venezuela, no deben atentar contra el derecho constitucional de información que tienen los ciudadanos.

La rectora de la Universidad de Carabobo, profesora Jessy Divo de Romero, ve impropio de gobiernos democráticos controlar a los periódicos independientes con las restricciones impuestas en Venezuela para la adquisición de divisas, papel y otros insumos para imprimirlos.

Divo de Romero fue enfática al destacar la necesidad de respetar la autonomía y libertad de los medios de comunicación social privados, pues son la garantía de la pluralidad vital de la democracia y un capital de los ciudadanos. “No hay ninguna sintonía entre medios controlados y perseguidos por expresar opiniones que no son cónsonas con los deseos del gobierno y una democracia, es completamente antagónico”.

El Estado debe garantizar la información a todos los ciudadanos, quienes cuentan con sus medios de comunicación social, con los que se identifican porque conforman un patrimonio en cada región, como sucede con el Diario El Carabobeño. “El diario del centro tiene más de 80 años entrando al hogar de los carabobeños con un estilo que se ha hecho tradicional en la sociedad y que hoy en día conforma parte del capital informativo de muchas familias de la región. Es por eso que hay que darle la importancia que tiene ese periódico en la vida de la gente, hay que solucionar el problema de papel y otros insumos que tienen en peligro la impresión de ese emblemático producto editorial”.

Divo recordó que ha estado vigente en los últimos años la posibilidad de que desaparezca la prensa escrita o disminuya su impacto en la gente por el desarrollo de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación que representan las páginas web, las redes sociales, pero no por falta de insumos para producirlos. Eso constituiría una aberración en un país petrolero de importante tradición editorial como Venezuela.

La falta de papel, injustamente, ha obligado a los dueños a recortar paginación, suplementos, publicaciones diversas que son la esencia de los periódicos con los que se nutren los lectores cada día sobre lo que pasa en la región, en el país y en el mundo, dijo Divo de Romero.

Como rectora de la UC, cuya comunidad universitaria se siente agradecida por todo el apoyo de ese periódico, elevo una solicitud urgente a las autoridades para que resuelvan a la brevedad posible la difícil situación por la que atraviesa “El Carabobeño”, cuyos titulares nos anuncian el posible cierre del rotativo por falta de papel. (Especial)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.