COMPARTE


El artista, de 36 años, fue trasladado a la Comandancia de Bayamón. (Foto Archivo)

El reguetonero Don Omar continúa en una cárcel en Puerto Rico, tras su detención esta madrugada, a la espera de que se determine si la Fiscalía presenta oficialmente cargos contra él por violencia doméstica contra su pareja, Rebecca López.

Así lo confirmó hoy a Efe el agente de la oficina de prensa de la Policía local, Israel Arroyo, sobre la detención de William Omar Landrón, verdadero nombre del artista, en torno a la 01.00 hora local (05.00 GMT) en su residencia en Vega Alta, localidad al norte de Puerto Rico, tras una llamada de su pareja.

“Los investigadores de violencia doméstica están escuchando las versiones de ambas partes para ver si luego consultan con la Fiscalía para la radicación de cargos”, informó Arroyo.

El artista, de 36 años, fue trasladado alrededor de las 08.00 hora local (12.00 GMT), a la Comandancia de Bayamón (a las afueras de San Juan) arrestado y conducido por varios agentes de policía.

Con aspecto tranquilo y aseado, y vestido con una camisa gris, el reguetonero, que se hace llamar “El Rey”, no quiso hacer declaraciones a la prensa que aguardaba a las puertas de la comandancia.

Además, y según pudieron comprobar los fotógrafos que le siguieron, al entrar en la zona de las celdas fue ovacionado por los presos que se arremolinaron alertados por su presencia.

Según fuentes consultadas por Efe, la pareja de Don Omar es una bailarina que en el pasado trabajó con el cantante y que también fue compañera sentimental del entonces corista del reguetonero, Mario VI.

Esta no es la primera acusación contra Don Omar por violencia de género contra su actual pareja, con la que se ha publicado que mantiene una relación desde hace cerca de un año, lo que puede pesar en la decisión que tome la Justicia.

A principios de 2011, más de dos años después de casarse con la presentadora de televisión Jackie Guerrido, Don Omar difundió a través de su cuenta de Twitter que llevaba diez meses sin saber de ella.

El reconocido rapero culpó de la situación a los “inventos” de Guerrido y los “mediocres” con los que dijo que ésta trabajaba, y le exigió 72 horas para que todo volviera a la normalidad.

Recalcó que si no arreglaban sus problemas, los colegas de Guerrido iban a saber de lo que era capaz cuando, dijo, “me faltan el respeto de la forma en la que lo han hecho ustedes”. Al poco tiempo se divorciaron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.