COMPARTE

 Felícita Blanco

Los exfuncionarios de la Policía Metropolitana Ronald Alexander Romero (38) y César Alexander Arteaga Manaure (41), murieron la noche del lunes en un tiroteo ocurrido en Cotiza, parroquia San José, detrás de las instalaciones donde funcionaba la Comandancia General de la extinta PM. 

El inmueble que fue tomado hace varios años por grupos de civiles afectos al Gobierno conjuntamente con funcionarios de la uniformada, al desaparecer la PM quedó bajo control del colectivo Frente 5 de Marzo. 

El jefe del colectivo, sargento José Miguel Odreman, murió en un enfrentamiento con el Cicpc el 7 de octubre del año pasado, junto con otros cuatro hombres, en el edificio Manfredi, de Glorieta, en el centro de Caracas. 

Familiares de Romero y Arteaga evitaron conversar con los periodistas en la morgue y explicaron que ignoran detalles del caso. 

Una versión indica que miembros de otro colectivo intentaron adueñarse de las instalaciones para quitarles el mando a los actuales y se originó el enfrentamiento. Otra señala que los expolicías repelieron un intento de asalto. 

Producto del intercambio de disparos resultaron heridos Oliver Fajardo Reina (27), con un tiro en el cuello, y Roberto Gregorio Velásquez Boyero (46) con uno en la ingle. Todos fueron llevados al hospital Vargas, de San José, donde certificaron el deceso de Romero y Arteaga.

Un mecánico de motos

Ángel Salcedo (22), mototaxista de noche y mecánico de motos durante el día, fue asesinado para robarlo cuando llegaba a su vivienda en el barrio Emiliano Hernández, de Los Magallanes de Catia. 

Aproximadamente a las 7 de la noche del domingo, Salcedo iba a estacionar su moto al lado de la casa, pero los sujetos que lo venían siguiendo lo interceptaron, le dispararon y lo despojaron de  la moto HG Suzuki, 125 cc, roja, además de su reloj, celular, dinero y documentos. 

 Salcedo trabajaba con su primo Randy López en la línea de mototaxis ubicada en la recta de Los Magallanes de Catia. Esa noche llevó una carrera y fue a su casa a cenar. 

En los primeros 15 días de diciembre fueron ingresados 197 cadáveres a la morgue de Bello Monte. 

Una pareja en Catia

Raimarys Yanireth González Guzmán (31) y Deivis José Acosta Fuentes (19), murieron tras ser tiroteados desde un carro Chevrolet Aveo, color negro, cuando compartían en la calle real del sector Tamanaquito, barrio Gramoven, parte alta de Catia, a las 4:10 de la madrugada. 

Los desconocidos dispararon a mansalva y huyeron. Los heridos fueron llevados al hospital de Los Magallanes de Catia, donde murieron. En lo que va de año 145 mujeres han sido asesinadas en la Gran Caracas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.