La comisión de la Defensoría se trasladó al lugar. (Foto Archivo)

EFE

Dos policías murieron y otros tres resultaron heridos en una emboscada perpetrada este miércoles por desconocidos contra una patrulla de la Policía colombiana en una carretera cercana a Ocaña, en el departamento de Norte de Santander (noreste), informaron fuentes oficiales.

Según fuentes del comando de la Policía de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, una camioneta que transportaba a agentes del Grupo de Operaciones Especiales de Seguridad (GOES) fue atacada en inmediaciones del corregimiento La Chirca con tres cargas explosivas detonadas por un grupo armado no identificado.

La Defensoría del Pueblo, que envió una comisión al lugar, informó en un comunicado que previamente los atacantes degollaron a un hombre y usaron un cadáver como señuelo para perpetrar la emboscada.

«Informaciones recopiladas en el terreno dan cuenta del asesinato previo de un hombre sin identificar, quien fue degollado y arrojado a un costado de la vía que comunica a Ocaña y San Calixto, situación que alertó a la comunidad y produjo el consecuente llamado a las autoridades, quienes acudieron para atender el caso» y fue así como se produjo la emboscada, agregó la información.

Según la Defensoría, los atacantes «aprovecharon esa circunstancia para arremeter con explosivos y ráfagas de fusil en contra del vehículo oficial, el cual recibió múltiples impactos con municiones prohibidas según los protocolos internacionales».

La comisión de la Defensoría se trasladó al lugar donde constató «graves infracciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario durante el ataque».

La entidad agregó que el ataque fue tan intenso «que hizo que uno de los policías muriera calcinado en la patrulla, mientras uno de sus compañeros era rematado y la víctima usada como señuelo recibía también disparos pese a encontrarse sin vida».

Como consecuencia de la explosión murieron en el lugar de los hechos el comandante del escuadrón, el sargento Alexander Lobo Rodríguez, y el patrullero Andrés Enrique Rayo Forero.

Otros tres miembros de la patrulla, el intendente Alexander Villamizar Castellanos y los patrulleros Fernando Dueñas y David Alexander Rey Ortiz, fueron heridos e ingresados en el Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña, la segunda ciudad del Norte de Santander.

En la zona donde se produjo el ataque operan frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), así como bandas de narcotraficantes.

El director de la Policía, general Rodolfo Palomino, expresó en un mensaje de Twitter su pesar por el «cobarde ataque» que, dijo, al parecer fue cometido por el grupo del EPL que lidera Víctor Ramón Navarro, alias «Megateo», a quien las autoridades atribuyen el control del tráfico de drogas en la región.

Este ataque se suma al ocurrido el pasado domingo en las afueras del municipio de Sardinata (Norte de Santander), donde explosivos detonados por el ELN, según el Ejército, causaron la muerte a tres soldados y heridas a otros dos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.