COMPARTE


José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea. (Foto Archivo)

EFE

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, será reunirá este viernes con la jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, con quien analizará las arduas negociaciones para un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

La visita de Durao Barroso a Brasil, que se prolongará hasta el próximo lunes, ha sido interpretada como una despedida del político portugués antes de dejar el cargo que ejerce desde noviembre de 2004.

Durao Barroso entregará la presidencia de la CE al luxemburgués Jean-Claude Juncker, quien esta semana fue elegido para presidir la CE durante el próximo quinquenio.

En esta visita, el presidente de la CE recibirá un doctorado honoris causa de la Universidad de Brasilia (UnB), que reconocerá de esa manera los “esfuerzos” que ha hecho durante su gestión en favor de las relaciones entre la UE y Brasil.

Tras esa ceremonia, será recibido por Rousseff en el Palacio presidencial de Planalto para analizar el estado de la negociación entre la UE y el Mercosur, que después de haber cobrado un nuevo impulso durante el año pasado ahora parece nuevamente estancada.

Las tratativas comenzaron en 1999, pasaron por diversas dificultades, se paralizaron por completo más de una vez, fueron retomadas en 2010 y desde entonces marchan a paso de tortuga.

Para fines del año pasado llegó a anunciarse un intercambio de ofertas, pero ese trámite clave para las negociaciones aún no se ha concretado y sigue sin una fecha definida, pese a que ambas partes han ratificado una y otra vez su “voluntad política” para llevarlas finalmente a buen puerto.

Tras su entrevista con Rousseff, Durao Barroso será homenajeado por el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, quien ofrecerá un almuerzo en la sede de la cancillería al que han sido invitados los representantes de la UE en el país, empresarios y personalidades de la política y la cultura nacional.

El presidente de la CE viajará luego hacia Río de Janeiro, donde el sábado se reunirá con el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, y visitará el proyecto Porto Maravilha, una monumental obra que apunta a revitalizar la deprimida zona portuaria carioca de cara a los próximos Juegos Olímpicos, que se celebrarán en 2016.

También conocerá el Museo del Mar y la galería Casa Daros, un espacio totalmente volcado a la difusión del arte latinoamericano, que cuenta con un acervo de 1.200 obras, entre pinturas, vídeos, fotografías y esculturas.

Durao Barroso retomará su agenda oficial el lunes, cuando participará en un seminario sobre las relaciones entre Brasil y la UE en la Fundación Getulio Vargas y almorzará con representantes de la Federación de Industrias del Estado de Río de Janeiro (FIRJAN).

Los empresarios agrupados en esa patronal ya han anticipado que expondrán su firme respaldo a las negociaciones entre el Mercosur y la UE, cuyos atrasos atribuyen en buena medida a supuestas trabas impuestas por Argentina, que integra el bloque suramericano junto con Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

Este último país ejerce actualmente la presidencia rotativa del Mercosur, que pese a ser semestral ocupa desde junio del año pasado, pero no participa en las negociaciones con la UE, pues todavía no ha completado su adaptación a las normas comerciales del bloque.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.