Subsecretario de Estado estadounidense para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, Tom Malinowski. (Foto Archivo)

EFE

La Administración del presidente Barack Obama reconoció hoy ante el Congreso de Estados Unidos que «la naturaleza del Gobierno cubano no ha cambiado» a la luz de las conversaciones para un acercamiento con la isla, pero subrayó que el restablecimiento de las relaciones es un «primer paso hacia la normalización».

Así lo afirmó el subsecretario de Estado estadounidense para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, Tom Malinowski, durante la primera audiencia celebrada en el Legislativo de EEUU sobre las negociaciones bilaterales, que tiene lugar hoy en el Senado.

No obstante, Malinowski insistió en que es ineludible reconocer también que el embargo hacia Cuba durante la última mitad de siglo no ha ayudado a debilitar al régimen cubano, y no ha supuesto un cambio positivo para la vida de los ciudadanos.

En referencia a la liberación de los 53 presos políticos cubanos, requisito indispensable impuesto por Washington para continuar con las negociaciones, el subsecretario reconoció que ese paso no supone un cambio estructural para la vida de los cubanos.

«Todos estamos de acuerdo en que la liberación de estos presos políticos no cambia nada en Cuba por sí mismo. Cuba sigue siendo un estado unipartidista que intenta controlar toda actividad política, cultural y económica. El Gobierno continúa vigilando todo lo que ocurre, desde las plazas de La Habana hasta las reuniones independientes de la sociedad civil en las provincias», agregó.

En su intervención ante los legisladores, Malinowski indicó también en que «ninguno» de los problemas que azotan a Cuba «es culpa de Estados Unidos», pero, como apuntó la subsecretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, los nuevos pasos dados hacia la isla ya no permitirán que nadie responsabilice a Washington de lo que ocurre en La Habana.

Ante las duras preguntas por parte del presidente del Subcomité del Senado para Latinoamérica, el republicano Marco Rubio, y por el también senador cubanoestadounidense, el demócrata Robert Menéndez, Jacobson explicó también que su departamento no participó en las negociaciones previas al anuncio que, a finales del pasado año, hicieron las autoridades de EEUU y Cuba para reanudar relaciones.

«Solamente hemos comenzado las conversaciones oficiales para normalizar las relaciones, lo que llevará un tiempo mucho más considerable que este primer paso, que es el de restablecer las relaciones diplomáticas», aseveró la subsecretaria.

El pasado 17 de diciembre, Cuba y Estados Unidos anunciaron un acuerdo de acercamiento entre los dos países, que, bajo la dirección del presidente estadounidense, Barack Obama, busca en última instancia levantar el embargo hacia la isla.

Pese a las acciones ejecutivas del mandatario, quien ya ha suavizado algunas restricciones en materia de viajes y comercio, el levantamiento de la totalidad del embargo depende de la aprobación del Congreso de EEUU.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.