COMPARTE

EFE

El Gobierno estadounidense señaló que es imperativo que la
disputa fronteriza entre Venezuela y Guyana sea resuelta de manera pacífica
dentro del derecho internacional, indicó a Efe un portavoz del Departamento de
Estado de EE.UU.

“Es imperativo que cualquier esfuerzo para resolver
esta situación sea a través de medidas pacíficas que sean consistentes con la
ley internacional, sea mediante el proceso de la ONU u otro mecanismo”,
explicó el portavoz, que solicitó se mantuviese bajo el anonimato.

El comentario se produce un día después de que el presidente
de Guyana, David Granger, se reuniera en Washington con Roberta Jacobson,
secretaria adjunta para Latinoamérica del Departamento de Estado.

Durante su estancia en Washington, Granger aseguró que la
disputa fronteriza que su país mantiene con Venezuela por las aguas de la costa
de Esequibo, supone una “amenaza” para la supervivencia de su nación
por parte de un país más grande.

“Guyana en estos momentos está enfrentándose a una amenaza
a su supervivencia por parte de un estado más grande”, indicó el
presidente guyanés en referencia a su vecina Venezuela.

“Hay varios asuntos en juego: el derecho soberano de un
país a explotar sus propios recursos; el principio de llegar a acuerdos pacíficos
en disputas; el evitar el uso de la fuerza, las amenazas y la intimidación; la
inviolabilidad de los acuerdos internacionales y el respeto a la ley
internacional”, indicó.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro,
expresó su recelo sobre el viaje de Granger a EE.UU. “¿Quien lo llevó a
Washington? ¿La Exxon Mobil? Por eso he denunciado temprano, he enfrentado
temprano esta nueva provocación”, dijo tras reiterar que las provocaciones
del gobernante guyanés con “cada vez más graves”.

Maduro adelantó que, en los próximos días, activará “un
conjunto de acciones en el campo diplomático internacional” dentro del
Acuerdo de Ginebra.

La disputa entre Venezuela y Guyana por las aguas de la
costa de Esequibo lleva más de un siglo e incluye también la reclamación de
soberanía sobre este territorio de 160.000 kilómetros cuadrados rico en
recursos naturales.

El diferendo se ha agudizado después de que en mayo la
petrolera estadounidense Exxon Mobil descubriese un yacimiento petrolífero en
aguas que supuestamente están en la zona del litigio.

La pasada semana, el Gobierno de Guyana elevó a 700 millones
de barriles las reservas halladas por la compañía Exxon Mobil en un yacimiento
de petróleo del bloque Stabroek, ubicado a unos 190 kilómetros de la costa del
país suramericano, en la zona conocida como el Esequibo y disputada por
Venezuela.

Esta disputa se remonta a la época en que Guyana era colonia
británica y está bajo mediación constante de Naciones Unidas desde la firma del
Acuerdo de Ginebra en 1966 por ambos Estados. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.