COMPARTE


La producción nacional tiene que ser estimulada para salir de la recesión. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Los controles cambiarios y de precios siguen arrojando consecuencias negativas. La economía nacional es prueba de ello. Se ha internado en un proceso recesivo, según señaló el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

Esto deja en evidencia la imposibilidad de poder reactivar la estructura productiva ante la indisponibilidad de divisas. De forma acelerada seguirán desapareciendo medianas y pequeñas empresas de todos los sectores, se debilitan las de mayor tamaño, y se anula toda alternativa de generar nuevos puestos de trabajo, mientras la caída del empleo se expande.

La población ha resultado severamente afectada por esta crisis. Así lo dejó claro la institución en un documento titulado “Declaración del Comercio y los Servicios en Lara”, a propósito del encuentro realizado en esa entidad.

Más de 30 millones de consumidores financian a pérdida su calidad de vida, como consecuencia de las peores manifestaciones de la recesión: la inflación y la escasez de bienes esenciales. “Son las peores enfermedades con las que ha tenido que convivir la economía del país desde ya más de treinta años, y que, al día de hoy, parecieran haberse convertido en residentes permanentes en el sistema de vida de los venezolanos”.

Para Consecomercio, las causas de la inflación están atadas a la ausencia de políticas públicas coherentes con las que el Banco Central de Venezuela (BCV) debería estar decidiendo en beneficio del rumbo nacional en materia monetaria, fiscal y cambiaria. A esto se suma el desconocimiento del ejercicio del libre juego de la oferta y la demanda, para que se privilegie la producción local por encima de las importaciones. El Estado podrá sacar a la economía de la recesión cuando se convenza de que su mejor y más sincero compañero de lucha para superar ese grave problema es la empresa privada.

La producción nacional tiene que ser estimulada, para que su fortalecimiento y expansión permitan superar la recesión, erradicar la escasez, incrementar el empleo y conquistar mercados internacionales.

El comercio y la prestación de servicios, afirmó Consecomercio, tienen que dejar de ser blanco de ataques y persecución, y convertirlos en aliados permanentes de la necesaria multiplicación de fuentes de trabajo, la modernización de la atención formal y organizada a los consumidores, y su conversión en el soporte por excelencia del mejoramiento del sistema de vida de los venezolanos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.